Jueves, 16 Enero 2020 03:00

El valor de la soja bajó un 1,4% en la Bolsa de Chicago, pese a la firma del acuerdo entre Estados Unidos y China

La "fase uno" del acuerdo comercial entre Estados Unidos y China fue firmada ayer por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y por el viceprimer ministro de China, Liu He, pero el valor de la soja retrocedió un 1,4% en la Bolsa de Chicago.

Las dudas que persisten en el mercado sobre el impacto real que dicho entendimiento tendrá sobre las exportaciones estadounidenses de soja, mientras Brasil ya levanta una cosecha récord estimada en torno de los 123 millones de toneladas, fueron las que provocaron la caída de los precios.

Al cierre de los negocios, las pizarras reflejaron bajas de US$4,96 sobre los contratos marzo y mayo de la soja, cuyos ajustes fueron de 341,26 y de 346,13 dólares por tonelada.

En materia de productos agropecuarios, según el acuerdo China se comprometió a realizar compras por US$32.000 millones en los próximos dos años, adicionales a los US$24.000 millones que representaron las compras en 2017, año previo al inicio de la guerra comercial. Para 2020 la inversión china se prevé en US$12.500 millones y para 2021, en US$19.500 millones (siempre por sobre los US$24.000 millones). El hecho de que no se difundieran ni volúmenes, ni plazos para las compras incrementó el escepticismo de los operadores.

"Según las cifras difundidas, solo de poroto de soja China debería comprar unos 35 millones de toneladas de soja estadounidense. Me suena grande", dijo a LA NACION, desde Chicago, Charlie Sernatinger, jefe global de Futuros de Granos de ED&F Man Capital Markets.

"No sé si el mercado de soja alguna vez estuvo convencido de que iríamos hacia compras chinas récord. Nunca se comercializó de esa manera", le dijo a la agencia Reuters Joe Vaclaviz, presidente de la corredora Standard Grain. Y añadió: "Hay muchos interrogantes aún y no creo que al mercado le guste la incertidumbre".

El representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, aportó a la incertidumbre al declarar que las compras chinas de productos agropecuarios estadounidenses se darán "según las condiciones del mercado". Es que hoy esas "condiciones", al menos en soja, favorecen las compras en Brasil.

"Las exportaciones de soja brasileña fueron fuertes en diciembre y, ya con la nueva cosecha en curso, los datos de embarques programados, indican buenos volúmenes para enero", dijo a LA NACION desde San Pablo, Ana Luiza Lodi, especialista en el mercado de soja de la firma INTL FCStone. Agregó que si bien no cuenta con el detalle de todos los despachos, "lo más probable es que China sea el principal destino de la soja que sale de Brasil".

En línea con los dichos del funcionario estadounidenses, en cuanto a que las condiciones del mercado marcarán la evolución de las compras chinas en Estados Unidos, Sernatinger destacó: "La política y el clima son los dos factores más importantes en el comercio de granos y no se equivoquen al respecto, la compra china de productos agrícolas estadounidenses será una decisión política tanto como una decisión comercial".

Dado que la mayor parte de los aranceles cruzados entre Estados Unidos y China se mantendrán vigentes -su eliminación se negociaría en la "fase dos" del acuerdo-, Lighthizer dijo que el gobierno chino emitirá exenciones tarifarias para la compra de productos estadounidenses, entre ellos los agropecuarios.

Cabe señalar que la caída de las cotizaciones de la soja en Chicago se concretó pese a que antes de la firma del acuerdo en la Casa Blanca, el USDA confirmó una nueva compra china de la oleaginosa estadounidense por 126.000 toneladas. Desde el 23 de diciembre pasado que el organismo no comunicaba compras chinas de soja.

En el mercado local la actividad en torno de la soja fue muy limitada. Las fábricas volvieron a ofrecer hasta 260 dólares por tonelada con entrega inmediata sobre las terminales del Gran Rosario. Por grano de la próxima cosecha no hubo ofertas abiertas, pero los valores oscilarían entre 232 y 235 dólares por tonelada.

En el Matba Rofex la posición enero de la soja cerró sin cambios, con un ajuste de 265 dólares por tonelada, mientras que el contrato mayo bajó US$0,50 y terminó la jornada con un valor de 236,50 dólares.

La Nación - Dante Rofi