Sábado, 18 Enero 2020 03:00

El balance semanal dejó una baja del 1,72% para la soja en Chicago

A pesar de las mejoras registradas ayer en la Bolsa de Chicago, en simpatía con el importante aumento de las cotizaciones del maíz, la soja terminó la semana con resultado negativo, producto de las dudas que surgieron tras la firma -el miércoles- de la "Fase uno" del acuerdo comercial entre Estados Unidos y China.

Al cierre de las operaciones, las pizarras reflejaron ayer alzas de US$2,11 sobre los contratos marzo y mayo de la soja, cuyos ajustes resultaron de 341,62 y de 346,49 dólares por tonelada. En el balance de la semana, estas posiciones resignaron un 1,72 y un 1,67% frente a los valores vigentes el viernes anterior, de 347,60 y de 352,37 dólares por tonelada.

Más allá de los volúmenes de divisas que China se comprometió a invertir para la importación de productos agropecuarios de Estados Unidos, los focos de incertidumbre para los operadores estadounidenses son: ¿cuánta soja comprará y cuándo la comprará? Esto, a partir de la aclaración puesta en el texto del acuerdo, en cuanto a que las compras chinas se desarrollarán "según las condiciones del mercado", es decir, cuando al comprador el negocio le resulte más conveniente.

Pasado mañana es feriado en los Estados Unidos, por la conmemoración del Día de Martin Luther King, mientras que entre el 25 del actual y el 8 del mes próximo se desarrollarán en China las festividades por el Año Nuevo, por lo que la actividad comercial será muy limitada.

En Brasil, en tanto, las máquinas comenzaron a levantar una cosecha récord de soja, prevista en torno de los 123 millones de toneladas. Así, "las condiciones del mercado" favorecen la colocación de la mercadería brasileña, también, por la devaluación del real frente al dólar, que durante la semana fue del 1,55%, al variar la paridad de las monedas de 4,0980 a 4,1615 reales por dólar.

"El mensaje tras la firma del acuerdo es que ellos (los chinos) van a comprar soja al menor costo, al precio más bajo, y en este caso, la soja brasileña es la más competitiva", dijo ayer el presidente de la Asociación Brasileña de Comercio Exterior (AEB), José Augusto de Castro.

Respecto del mercado de maíz estadounidense, luego de caer un 3,10% el jueves, ayer los precios en la Bolsa de Chicago treparon un 3,66% por diversos rumores de compras, que fueron desde el interés de Corea del Sur y de Japón, hasta de China.

Las pizarras reflejaron alzas de US$5,41 y de 5,02 sobre las posiciones marzo y mayo del maíz, cuyos ajustes fueron de 153,24 y de 155,60 dólares. En el balance semanal, estos contratos subieron un 0,91 y un 0,63% frente a los valores vigentes el viernes anterior, de 151,86 y de 154,62 dólares por tonelada.

El repunte del cereal también estuvo dado por la retracción de la oferta del productor estadounidense, contrariado tras el derrumbe de las cotizaciones visto anteayer que, según comentaron los operadores, dejaron al maíz de Estados Unidos como el más barato del mundo.

El trigo también cerró en alza ayer en Estados Unidos. La posición marzo en Chicago y en Kansas sumó US$1,93 y 3,49, en tanto que su ajuste fue de 209,62 y de 181,61 dólares por tonelada, respectivamente.

Plaza doméstica

En el mercado disponible local la actividad volvió a ser reducida ayer. Pese a que los compradores comenzaron la jornada con una oferta abierta de 255 dólares por tonelada de soja para la zona del Gran Rosario, debieron elevarla hasta los 260 dólares, mismo nivel de las tres ruedas precedentes. En los puertos de Bahía Blanca y de Necochea no hubo interesados en comprar soja.

Por la oleaginosa de la próxima cosecha, para las entregas entre abril y mayo, las propuestas se mantuvieron en US$235 por tonelada para el Gran Rosario y en US$230 para Bahía Blanca y para Necochea.

En el Matba Rofex la posición enero de la soja se mantuvo estable, en US$265 por tonelada, mientras que el contrato mayo subió US$1,20 y cerró con un ajuste de 236,30 dólares.

Respecto del maíz, que fue el producto con más activo, la exportación pagó US$160 por tonelada disponible para el Gran Rosario y US$170 para Bahía Blanca, US$5 más que anteayer, respectivamente. Para Necochea la oferta quedó en US$150.

El maíz de la próxima cosecha también subió US$5 en el Gran Rosario y en Bahía Blanca, dado que los exportadores ofrecieron 150 y 165 dólares, respectivamente.

Los consumos ofrecieron entre 9600 y 10.200 pesos por tonelada de maíz, según calidad, procedencia y forma de pago.

El trigo se mantuvo estable, en US$190 para Bahía Blanca y para Rosario, y en US$185 para Necochea.

La Nación - Dante Rofi