Lunes, 20 Enero 2020 02:27

"Caza esporas": así es un novedoso sistema para prevenir enfermedades en las frutas

Mendoza busca hacerle frente a las enfermedades que afectan a los frutales y evitar pérdidas comerciales. Por tal motivo, puso en marcha un novedoso sistema de prevención y de optimización de calidad que pretende hacerse extensivo a toda la geografía provincial. Se trata de la tecnología "caza esporas", un dispositivo de alerta ante afecciones como la sarna del peral o la Botrytis que impacta en otras plantas. El instrumental instalado tiene un valor de mercado superior a los 6000 dólares.

El primer paso se dio con los perales del sur mendocino, luego de un convenio entre productores locales y una firma frutícola, en General Alvear. Allí se instalaron las "trampas" para el monitoreo de la sarna, con el objetivo de reducir al máximo el impacto económico negativo y mejorar la calidad del producto.

La enfermedad que afecta a esta planta es producida por un hongo, el cual destruye la "cosmética" de la fruta, lo que deriva en la "descalificación comercial" tanto para el mercado interno como externo.

El "caza esporas" es parte fundamental de un tratamiento preventivo que permite, a su vez, avanzar en la detección de otras enfermedades agrícolas que afectan a los durazneros, como la Monilia y la Botrytis, que suelen provocar un fuerte perjuicio monetario a la hora de la cosecha y la conservación.

Se trata de un dispositivo que permite conocer el período en el que se encuentran las esporas en el ambiente. Según explicaron desde el Ministerio de Economía provincial, las partículas suspendidas en el aire son succionadas mediante una bomba de vacío e impactan sobre una trampa adhesiva.

Luego, se realiza un minucioso análisis de laboratorio que le permite a los profesionales del Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria Mendoza (Iscamen) producir un modelo estadístico para dar aviso a los productores sobre el momento ideal para el desarrollo de tratamientos preventivos. El nuevo sistema fue instalado a fines de 2019 en un extenso predio de peras William' s de la firma Escartín y se encuentra protegido para su conservación.

"Es fundamental la implementación de herramientas que permitan una mejora sustancial de la calidad de los productos locales", explicó el vicegobernador de Mendoza, Mario Abed, quien junto al presidente de Iscamen, Alejandro Molero, pusieron en funcionamiento el primer "caza esporas" de la provincia.

"Esperamos que éste sea el puntapié para el desarrollo de una red de monitoreo mayor, y que los mismos sean una herramienta de prevención para el sector productivo", indicó Molero.

De la mano del Iscamen, Mendoza viene trabajando en sistemas de alertas fitosanitarias frente a plagas agrícolas. Así, mediante avisos, en diferentes canales de comunicación, se informan fechas oportunas cuando los tratamientos son más eficientes para el control de plagas como Carpocapsa, Grafolita o Polilla de la vid.

La Nación - Pablo Mannino