Miércoles, 29 Enero 2020 02:27

Aplicaron herbicidas sin receta y dañaron cultivos y arboledas de vecinos: la Provincia los investiga

El ministerio de Agricultura y Ganadería de Córdoba dio a conocer en las últimas horas nuevos resultados del cronograma de operativos de control realizados por la Dirección General de Fiscalización y Control, para certificar la correcta aplicación de la ley 9.164 que regula el uso de fitosanitarios en la provincia.

En ese marco, hubo dos casos que llamaron la atención de las autoridades, en las zonas rurales de Suco y El Arañado: posibles daños ocasionados al patrimonio de terceros durante la aplicación de fitosanitarios.

Es decir, productores que pulverizaron con herbicidas sin tener las recetas correspondientes y sin tomar los recaudos para no generar perjuicios por fitotoxicidad en cultivos de lotes vecinos.

“Es importante recordar que la ley 9164, en su artículo primero, determina que sus objetivos se centrarán en primer lugar en la protección de la salud humana, los recursos naturales y la producción agropecuaria. Pero en el mismo párrafo determina que dentro de sus obligaciones está proteger el patrimonio de terceros frente a daños que pudieran ocasionarse por el mal uso de estos productos”, mencionó al respecto la cartera agropecuaria.

Los casos

De acuerdo con la información oficial, durante la inspección realizada en El Arañado, se constató que los daños en los cultivos de maíz fueron ocasionados por el uso de un herbicida hormonal en rastrojos del lote vecino.

Esta aplicación tiene como agravante que fue realizada sin la correspondiente receta fitosanitaria y además, al dar con el propietario de la máquina utilizada, se constató que la misma no se encontraba habilitada en los registros de la cartera.

Ante esta situación, se labraron las actas para dar inicio al sumario correspondiente y se procedió a la clausura del equipo.

En tanto, en Suco se recibió una denuncia por parte de un productor que aseguraba que, en un campo vecino, pegado a un sector de su predio de unas 90 hectáreas con cultivos agrícolas, se habría realizado una mala aplicación que dañó toda la arboleda.

“Los inspectores de Fiscalización y Control constataron una aplicación irregular y a la fecha se está trabajando para determinar si la misma fue la causante del daño. Y además, mediante el uso de la computadora que poseen las máquinas y con los datos obtenidos del banderillero satelital, se determinó que había existido otra pulverización reciente sin receta fitosanitaria”, explicó el Ministerio.

En este contexto, ocurrió un hecho insólito: las autoridades constataron que el propio denunciante incumplía con la normativa vigente, puesto que tenía en su establecimiento una máquina de arrastre sin habilitación ni control técnico y había realizado recientemente pulverizaciones en sus lotes, sin las recetas fitosanitarias correspondientes.

Por tal motivo, se procedió a la clausura de los equipos hasta tanto no cumplan con todos los requisitos para habilitarlos. 

La Voz del Interior