Miércoles, 29 Enero 2020 02:27

Arroz, vinos, madera, peras y manzanas: los sectores en crisis

Un estudio de Coninagro, que analizó la coyuntura de 19 economías regionales, señala que el sector arrocero, la industria forestal y la producción de peras y manzanas atraviesan un escenario de crisis. También enfrentan serias dificultades el rubro vitivinícola y los cultivos de papa y tabaco.

“Hay una fuerte descapitalización en las economías regionales con falta de competitividad, máquinas viejas; todo esto conspira contra el trabajo y el desarrollo. Sin mano de obra el campo no produce y las economías regionales se debilitan”, planteó Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro.

“El arroz continúa con los indicadores negativos ya en casi un año sin crecimiento. Los forestales siguen con los precios atrasados pero con una incipiente suba de exportaciones”, indica el estudio.

Manfredo Seifert, consejero de Coninagro en Misiones, explicó que el problema estructural es la sobreoferta de madera madura. “Eso hace que los precios no se van acomodando a la inflación y se quedan atrasados y las condiciones de pago se van difiriendo hasta 120 días. El sector industrial en estas condiciones está muy cómodo”, aseguró.

Los signos de crisis también afectan la papa, el tabaco y a los productores de peras y manzanas, que han mejorado los precios en diciembre pero siguen complicados.

“La crisis sigue afectando la industria vitivinícola con precios bajo cero, aún con stocks que ahogan aunque con leve suba del consumo”, insiste el relevamiento.

En el informe mensual de la entidad hay seis sectores con signos de crecimiento o prosperidad (aves, bovinos, granos, hortalizas, porcinos y yerba mate que sigue con precios, producción y consumo en alza).

En el caso de las aves sigue el sector en expansión con un buen cierre 2019 en exportaciones. Los bovinos mantienen el dinamismo con precios sostenidos pero con la amenaza de un coletazo de China. Los granos están con precios y costos a la par y una producción 2019/2020 con más volumen esperado.

Pero en el “semáforo” de Coninagro hay siete actividades en advertencia, algunos con una momentánea mejora en las exportaciones como es el caso de los cítricos dulces. En el maní los precios crecieron a la par de la inflación, pero las exportaciones siguen cayendo.

Otra advertencia se da con la mandioca, que se mantiene con precios estancados y costos en alza. La miel también entra en este grupo con precios creciendo al mismo ritmo que la inflación pero con el agravante que siguen cayendo las exportaciones.

Clarín