Lunes, 10 Febrero 2020 02:28

Las ventas anticipadas del campo complicarán la recaudación hasta marzo

Después de que se conociera el mal dato de recaudación fiscal de enero (con una caída cercana al 6% en términos reales), en el Gobierno ya calcularon que durante todo el verano los ingresos seguirán "fríos". Las ventas anticipadas de granos y subproductos por parte del sector agropecuario en el final de la gestión de Mauricio Macri por temor a un aumento de las retenciones le restó dinero al inicio del gobierno de Alberto Fernández y el cuadro podría normalizarse recién en marzo. 

"La participación de los derechos de exportación en el consolidado de los recursos destinados a la Administración Nacional y al Sistema de Seguridad Social pasó de 16,6% en el último trimestre de 2019, a 7,1% en enero del corriente año. Esta merma se explica por las liquidaciones anticipadas de granos y subproductos que se originaron en los últimos meses de 2019 frente a la expectativa, luego confirmada, de suba de estos impuestos", analizó Marcos O´Connor en el último Informe de Coyuntura del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL), que coordinó Jorge Vasconcelos para la Fundación Mediterránea. 

Frente a un inminente incremento en las retenciones, que se materializó el 14 de diciembre primero con la eliminación de los topes de $ 4 por dólar y, en cambio, la fijación de un porcentaje de 30% para la soja y subproductos y el 12% al maíz, trigo, sorgo, cebada y girasol, y luego la facultad del Presidente de ampliar hasta 3 puntos porcentuales más en caso de que se profundice la recesión, el campo había adelantado ventas por más de u$s 6600 millones. Se estima que por este apuro, el nuevo Gobierno se perderá de recaudar más de u$s 500 millones. 

Como se verificó en enero, los derechos de exportación crecieron 54% anual (apenas +,1% en términos reales). Medido en dólares, los ingresos tuvieron una caída del 4%, "primera vez en 16 meses que se observó una variación negativa", señaló la consultora LCG, para la que este resultado "tiene sentido" si se considera que en el final del 2019 "existieron ingresos extraordinarios debido al adelantamiento de las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE)".

La baja en la recaudación "se explica por el comportamiento de la recaudación vinculada a las retenciones a las exportaciones. Los derechos de exportación pasaron de registrar una variación interanual en términos nominales de 265,4% y 299,5% en noviembre y diciembre de 2019, respectivamente, a tan solo un 54,0% en enero de 2020", analizó el IERAL.

Con todo, en el Gobierno esperan números pobres para febrero y que mejore la situación para marzo o abril, cuando el efecto de las ventas anticipadas se empezaría a licuar.

El Cronista – Santiago Spaltro