Martes, 11 Febrero 2020 02:27

Crisis hídrica: por las menores nevadas, alertan que en el sur bonaerense se perdió la mitad de la superficie productiva

El sur bonaerense viene atravesando una crisis hídrica que lleva más de 10 años y esto comenzó a complicar a los 1350 productores que irrigan sus campos. Precisamente, en la región que comprende el sur de Villarino y el norte de Carmen de Patagones, en su momento alcanzó las 140.000 hectáreas productivas bajo riego pero ahora disminuyó a la mitad y puede seguir cayendo si no se toman medidas.

"La crisis hídrica se convierte en una crisis social y económica para la zona. Mucha gente depende de las producciones del campo. El Productor Bruto de la zona era de U$S 160 millones por lo que estamos perdiendo U$S 80 millones" destacó Luciano Príncipe, presidente del Consorcio Hidráulico que representa a los productores de la zona.

Principalmente, este problema se dio porque en los últimos años mermó la cantidad de nevada en la Cordillera de Los Andes y justamente en 2019 se registró la segunda menor nevada de los últimos 100 años en la Cuenca del Río Colorado, que comprende la zona de Río Grande y Río Barrancas, en Mendoza, que convergen en el Río Colorado del cual los productores se proveen del agua. Y las lluvias en la región promedian entre 300 a 350 milímetros por año.

En este sentido, hay menos reserva de agua en el dique Casa de Piedra, donde se alberga el agua para irrigar, y desde hace unos años se está achicando la temporada de riego y la cantidad de agua disponible.

Como ejemplo, la Corporación de Fomento del Valle Bonaerense del Rio Colorado (Corfo), institución que controla el sistema de riego entrega 0,5 litros por segundo por hectárea y este año caerá a 0,35 litros por segundo por hectárea. Y además, en lugar de regar a partir de principios de agosto, dispuso que se comenzará a regar hacia fines de ese mes.

"Este año, al estar el dique tan bajo de reserva y con pronósticos de menores nevadas, la temporada de riego culminará en marzo, dos meses antes de lo normal", indicó.

Precisamente, en este período que se corta el riego los productores hacen la presiembra de los cultivos de fina (cebada, trigo y avena) y prepara las pasturas. También se pierden 2.500 hectáreas de cebolla que se hacen de forma temprana.

"Si llega a nevar lo mismo que el año pasado, perdemos el riego por un año por lo menos", alertó.

En este sentido, la superficie productiva se achicó a la mitad, de 140.000 a 70.000 hectáreas. En total, hay 1.350 productores y el 50% tienen menos de 100 hectáreas con 50 hectáreas con concesión de agua. "Sin agua, es una zona marginal", se resignó.

Según relató, desde Corfo y el consorcio están dialogando con el Gobierno de Buenos Aires. La semana pasada se juntaron con Javier Rodríguez, ministro de Ministro de Desarrollo Agrario y le llevaron una propuesta para mitigar el impacto.

Por esto, le pidieron al Ministerio bonaerense que por un año abone lo que pagan los productores a Corfo y que el dinero que paguen los chacareros se arme un fondo con el fin de terminar de revestir los canales.

Clarín – Esteban Fuentes