Martes, 11 Febrero 2020 02:25

Maquinaria agrícola: Nuevo pulverizador, pensado para el mercado argentino

Entre la maquinaria autopropulsada, el mercado argentino tiene un rubro liderado por marcas nacionales: el de las pulverizadoras. Las firmas internacionales ofrecen productos, pero no tienen una gran penetración como en tractores y cosechadoras.

En ese marco, este miércoles Case IH jugó una ficha fuerte al presentar el nuevo Patriot 300, un equipo para aplicaciones de agroquímicos que la multinacional italo-americana desarrolló pensando en los exigentes usuarios argentinos, particularmente los contratistas, que le dan un uso intensivo y requieren condiciones especiales de traslado.

Así, desde el motor FPT NEF 4 (de 165 HP, con 4,48 litros de cilindrada y torque de 743 N.m), que ofrece un consumo más reducido que los motores grandes globales (la llanura no los necesita), hasta las opciones de distancia entre boquillas (a 35 y 52,5 cm) e incluso el enganche trasero (para trasladar, por ejemplo una tolva en ruta) son guiños que apuntan a los contratistas.

Por eso, el director comercial de Case, Sergio Vera, y el presidente de la Federación Argentina de Contratistas de Maquinaria Agrícola (FACMA), Jorge Scoppa, convinieron que los asociados a FACMA serán bonificados al comprar cualquier pulverizador de esta marca.

En tanto, el gerente de Marketing de Case Argentina, Rodrigo Alandia, enfatizó que "el equipo se desarrolló en Brasil, en base a escuchar inquietudes de los clientes argentinos, por lo cual ahora podemos ofrecer un producto a medida de este mercado, que está considerado a nivel global como muy profesional y de alta exigencia".

Alandia destacó la mayor capacidad operacional, el menor consumo de combustible (tanque de 319 litros) y la mejor tecnología de aplicación (cantidad correcta de producto en el momento adecuado). El tanque de producto almacena 3.000 litros y cuenta con doble agitación hidráulica, para mantener el caldo en estado uniforme.

La segmentación de la barra de aluminio, en 9 secciones con diseño modular, permite reemplazos parciales de los componentes individuales, mejora la distribución de pesos y se despliega en 12 segundos.

Otro detalle destacado es la suspensión hidráulica en las 4 ruedas, para propiciar un manejo suave, tanto para el confort del operador como para la estabilidad de la barra, a los fines de una mejor calidad de aplicación. En relación al confort, vale citar también la cabina ergonómica y segura, con sensor de presurización y filtro de carbono activado.

Tanto Vera como Alandia destacaron el concepto Agronomic Design, que "apunta a una entrega de valor agronómico con las mejores tecnologías vigentes, para que la ecuación costo-rendimiento sea mejor y el retorno de la inversión sea más rápido".

Los ejecutivos de Case tienen expectativas de ventas especialmente en la Zona Núcleo, a partir del buen clima durante esta campaña, que redundaría en una cosecha de volúmenes récord.

Clarín