Jueves, 13 Febrero 2020 02:27

En la última cosecha, el trigo tolerante a sequía rindió hasta 22,1% más

La firma Bioceres dio a conocer los resultados logrados durante el último trimestre y segundo semestre del año pasado. “Los ingresos aumentaron un seis por ciento interanual, con un crecimiento del volumen en las líneas de producto clave a pesar de las dificultades macroeconómicas y climáticas en Argentina. La expansión continua de adyuvantes, paquetes de tratamiento de semillas e inoculantes en Brasil y Uruguay, junto con una exitosa reestructuración de las fuerza de ventas en Paraguay, respaldaron el desempeño de ventas para el trimestre”, indicó la compañía argentina en un comunicado.

Y continuó: “La aceleración de los fertilizantes con microgranulados , que cuentan con capacidad instalada, también continuó impulsando el crecimiento de las ventas”.

En este contexto, el Ebitda (indicador de rentabilidad) ajustado aumentó un cuatro por ciento anual, alcanzando los 21,1 millones de dólares en el trimestre, con un margen de expansión de 103 puntos básicos hasta el 33,5 por ciento.

Cultivos

De todos modos, uno de los datos relevantes que reveló Bioceres fue que, durante la última cosecha, se recolectaron 395 hectáreas de “Eco Trigo”, que es la denominación que recibe el cereal genéticamente modificado con la biotecnología HB4, que le confiere tolerancia a situaciones de estrés hídrico.

“Los beneficios de rendimiento en los diferentes ambientes oscilaron entre el ocho por ciento (en los campos de mayores rindes históricos) y el 22,1 por ciento, en comparación con los controles comerciales. Las condiciones climáticas fueron particularmente propicias para destacar todo el potencial de la tecnología HB4”, subrayó Bioceres.

Cabe recordar, de todos modos, que esta variedad aún no tiene autorización para ser comercializada en Argentina, debido a que a nivel mundial no hay ningún país donde se permita el ingreso de trigos transgénicos.

La que sí ya tiene aval oficial en Argentina, y también en Brasil, Estados Unidos y Paraguay, es la “Eco Soja”, también con el gen HB4. Según Bioceres, en esta campaña se implantaron 2.905 hectáreas con esta variedad y “se espera que las semillas producidas permitan plantar hasta 90.000 hectáreas durante la temporada de siembra del próximo verano en el hemisferio sur, acercando a la compañía a una amplia comercialización”.

Lo que resta en este caso para que la variedad llegue masivamente al mercado es que sea aprobada por el gobierno de China, principal comprador de la oleaginosa a nivel mundial.

Por último, Bioceres informó también que “firmó un acuerdo de comercialización de productos biológicos de la marca Rizobacter con Brett Young, un distribuidor con una sólida presencia en Canadá y el Norte de Estados Unidos. Se espera que esto acelere la inserción de la compañía en el hemisferio Norte”.

La Voz del Interior