Miércoles, 15 Abril 2020 02:26

La pandemia del Covid-19 pone en la cornisa una de las mejores campañas de algodón

SÁENZ PEÑA (Agencia, por Hipólito Ruiz).- La campaña algodonera 2019/2020, si bien con una extensión de siembra menor que la esperada, tiende a ser una de las mejores en cuanto a la calidad del producto, pero la peor en muchas décadas por el impacto que deja la pandemia del Covid-19, con una abrupta caída del consumo, corte de la cadena de pagos y una incertidumbre que golpea muy fuerte a los pequeños y medianos productores.

Si en algo coinciden productores y desmotadores es que revelaron que al considerar las 170.909 hectáreas sembradas en el Chaco, solo como parte de esta campaña, “de mínima tenemos en juego 100.000 toneladas de fibra, a 1200 dólares la tonelada, que hacen un total de 120 millones de dólares”, lo que traducido se convierte en 8000 millones de pesos.

El más perjudicado

“Creo que el algodón es el cultivo más perjudicado en este momento tan difícil. En estas condiciones no se puede pagar ni el desmote, y todo esto genera una gran incertidumbre, dado que la pregunta es saber qué hará el desmotador en esta situación, y ni hablar de los gastos de cosecha”, dijo a NORTE Rural el productor algodonero Ernesto Iván.

“Ya se cortó totalmente la cadena de pagos, hasta las multinacionales dejaron de pagar facturas anteriores por acumulación de cheques rechazados”, informaron los industriales desmotadores de Chaco y Santiago del Estero.

Dicen que ante esta situación “lo que tiene que moverse un poco es la industria, por ejemplo las hilanderías y tejedurías en el país, porque eso va a permitir movilizar la economía”.

Pagan solo 69 pesos el kilo de fibra

En tanto, los acopios y desmotadoras van cerrando poco a poco la compra por falta de ventas de fibra, y en cuyo marco los valores del kilo de fibra puesto en Buenos Aires para el tipo C 1/2 de pagarse $ 92 el 4 de marzo bajaron a 69 pesos el pasado miércoles 8 de abril, según el precio de referencia de la Cámara Algodonera Argentina.

Condicionantes

La cadena del algodón en jaque con la paralización de los pagos. Hay marcada preocupación en todo el sector. La cosecha de algodón está en pleno proceso en el Chaco, acompañada del clima y de la buena calidad del producto. Sin embargo, la falta de efectivo y de instrumentos de pagos condiciona seriamente a la cadena.

Los precios bajos e imposibilidad de acceder en la mayoría de los casos a hacer rollos de algodón, sumado a lo expuesto sobre la cadena del desmote y que al no haber ventas se puede cortar la cadena de pago, hacen que el cultivo se encuentre en una encrucijada.

Diario Norte (Chaco)