Jueves, 16 Abril 2020 02:27

Soja de segunda en Santa Fe: comenzó la cosecha con resultados dispares

Los primeros lotes del cultivo se observaron en estado bueno a muy bueno en un 55 por ciento, con rendimientos promedios entre 25 y 35 quintales por hectárea.

La estabilidad climática y las buenas condiciones favorecieron el desarrollo y los estados fenológicos de los cultivares, especialmente, en los de finalización de floración. Dice el informe de Estimaciones Agrícolas para el centro norte de la provincia de la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

Bajo estas condiciones, comenzó el proceso de cosecha de los primeros lotes de soja de segunda, con resultados muy variados desde muy buenos a regulares y malos. En promedio, con mínimos de 25 – 28 qq/ha y máximos de 32 – 35 qq/ha, con cuadros puntuales de 38 qq/ha.

Un 55 % de los lotes se observó en estado bueno a muy bueno, con predios puntuales a excelentes, un 20 % en estado bueno a regular, con mediano desarrollo de estructura de plantas, no llegando al cierre de los surcos, un 20 % regular y un 5 % malo.

Dada las etapas fenológicas de los cultivares y lo avanzado del ciclo, el desarrollo foliar limitado, estructura de plantas medias a bajas, surcos no cerrados, lotes manchonados, poco uniformes y mortandad de plantas, no cambiaron durante esta semana y con ello la amplitud de los estados perduró.

Continuaron las aplicaciones de herbicidas e insecticidas, en muy bajo porcentaje y lotes que justificaron su acción de control.

Soja temprana

El proceso de cosecha avanzó a ritmo constante en la semana, con el paso de los días la estabilidad climática permitió un progreso del orden del 55 %, con un incremento semanal de 21 puntos y un retraso de 13 puntos en comparación al mismo período de la campaña 2018/2019.

La recolección siguió manifestándose en mayor proporción en el área de los departamentos del sur y parte de los del centro del SEA.

A lo largo del período, los rendimientos obtenidos continuaron reflejando la heterogeneidad climática que se presentó en toda la región del estudio, con una variabilidad marcada según zonas, departamentos y áreas, dependiendo la escala de análisis y comparación de la cosecha.

El sector centro norte de los departamentos del Nueve de Julio y General Obligado, fue el que manifestó el impacto de las condiciones climáticas y su diversidad, por ello los bajos a magros resultados obtenidos en dicha área, reflejándose más de lo esperado.

Hasta la fecha el estado sanitario continuó siendo bueno, sin problemas relevantes.

Algodón

Zonas este-oeste: con un ritmo constante fue avanzando el proceso de cosecha, sin inconvenientes hasta comienzos del lunes 13, donde se produjeron algunas precipitaciones débiles que interrumpieron dicha actividad por un par de días. Condición que cambiaría y se reanudaría la recolección.

Área este: con un progreso en el proceso de cosecha del orden del 45 %, un avance semanal de 15 puntos, los rendimientos promedios obtenidos no sufrieron variaciones y continuaron manteniéndose superiores a 22 qq/ha, con mínimos de 15 qq/ha y máximos de 30 qq/ha. Considerados por parte del sector productivo, como buenos a muy buenos, los registros logrados hasta la fecha.

Área oeste: con un progreso en el proceso de cosecha del orden del 30 %, un avance semanal de 12 puntos, los rendimientos obtenidos en promedio oscilaron desde 21 a 23 qq/ha, con mínimos de 10 qq/ha y máximos de 32 qq/ha.

En general, el estado del cultivo siguió siendo bueno, a excepción de los cultivares sembrados en fechas más tardías.

Se continuó aconsejando a los productores la necesidad del monitoreo de las trampas para picudos, en los lotes donde la etapa de floración estuvo llegando a su fin y en los que comenzaron las etapas de defoliación y recolección, para la posible captura de los insectos, en caso de presencia, disminuyendo así su población.

Conjuntamente se concretaron aplicaciones de reguladores de crecimiento y defoliantes.

Maíz tardío

Los cultivares implantados más temprano, estuvieron atravesando el período crítico, sin mayores inconvenientes y avanzando normalmente en sus distintos estados fenológicos.

La realidad de los tardíos, fue totalmente diferente y ante lo adelantado de  los ciclos, éstos no llegarían a una recuperación en el desarrollo, tanto de las plantas como foliar, por lo cual las consecuencias serían irreversibles y se reflejarían en una disminución de los qq/ha finales obtenidos.

Sorgo granífero

El proceso de cosecha continuó lentamente, con diferentes grados de avance, según los distintos departamentos. Con un progreso del orden del 20 % y un aumento semanal de 10 puntos.

Los rendimientos promedios continuaron con mínimos que oscilaron entre 20 y 25 qq/ha y los máximos entre 50 y 55 qq/ha, con lotes puntuales muy buenos de 60 qq/ha.

Los cultivares se observaron en un 75 % en estado bueno a muy bueno, con algún lote excelente, un 15 % en estado bueno a regular y un 15 % regular a malo. Este último, en situación irreversible, seguramente con cambio de destino, serían picados para alimentación del ganado (en caso de explotaciones mixtas).

La sanidad detectada fue muy buena y sin riesgos hasta el momento.

Campolitoral