Lunes, 04 Mayo 2020 02:26

Arcor invierte u$s3,97 millones en Mastellone y eleva casi al 49% su participación en la láctea

Definitivamente la pandemia no frenó los planes de expansión de la firma alimenticia Arcor y no sólo sigue adelante con su proyecto de inversión en Angola sino que también prevé desembolsar más de u$s3,97 millones para sumar capital accionario en la firma láctea Mastellone Hnos.

Según comunicó la propia empresa, el plan prevé comprar más de 9 millones de acciones de Mastellone Hnos. y de esta manera obtener el 48,7863% de su capital social. Esta opción deja a la firma de Luis Pagani muy cerca del tope de tenencia accionaria del 49% acordado en 2015 cuando compró el 25% de la láctea con un desembolso inicial de u$s50 millones y un aporte de capital de otros u$s10 millones.

Los herederos de Pascual Mastellone proyectan mantener el 51% de las acciones de la firma, pero lo cierto es que Arcor a la par aprovechó diversas opciones de compra que se presentaron en el transcurso de los años para tomar mayor posición en la láctea reconocida por su marca La Serenísima. Hasta el año pasado la firma de Luis Pagani tenía alrededor del 47% del capital social y ahora suma poco más de un 1% más.

En este acuerdo empresario Arcor no solo tomó posición hasta quedarse casi con la mitad de Mastellone Hnos. sino que en 2015 también rubricó un acuerdo para gerenciar por su cuenta el segmento de postres y yogures. En este marco, durante los últimos años salió al mercado con novedosos productos en el que ambas marcas se conjugaron, como por ejemplo con el relleno para chocotorta o el dulce de leche con chocolate Águila.

Con estos lanzamientos y conjugación de marca, Arcor no sólo busca potenciar el mercado interno sino que además no descarta crecer en exportaciones de productos lácteos en el corto plazo, rubro que no logra despegar y que preocupa a las empresas nacionales, pero en el que la alimenticia ya tiene fuerte presencia a través de sus subsidiarias latinoamericanas.

En tanto, a pesar de la crisis económica derivada de la pandemia de coronavirus las empresas alimenticias son de las pocas que no tuvieron que frenar su actividad e incluso la cuarentena obligatoria hizo crecer las ventas de algunos rubros específicos. Una buena noticia para un sector que viene muy golpeado desde hace al menos cuatro años.

En lo que respecta a Arcor, durante el año redujo sus pérdidas en un 90%, según el balance presentado en marzo pasado, pero de todas formas la firma tuvo que afrontar un resultado negativo de $144 millones, mientras en 2018 el declive había acumulado los $1.555 millones.

A su vez, y a pesar de estos resultados económicos adversos Arcor no solo sigue sumando poder en Mastellone sino que también proyecta inaugurar antes de fin de año su primera planta industrial fuera de Latinoamérica. El país elegido fue Angola, donde está concretando una inversión de más de u$s45 millones con un socio local que se encargará de la distribución de las tradicionales golosinas y galletitas de la firma en países como el Congo, Zambia, Namibia y Bostwana, mercados en donde la alimenticia ya tiene presencia.

Ámbito Financiero – Yanina Otero