Viernes, 08 Mayo 2020 02:27

Los costos del transporte de cargas se incrementaron 7,6% en el primer cuatrimestre

El Departamento de Estudios Económicos de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) dio a conocer su índice de costos correspondiente al mes de abril de este año que marcó un aumento del 1,7%, acumulando en lo que va del año un 7,6%.

De los 11 rubros que impactan directamente en los costos de las empresas del transporte de cargas, Fadeeac señaló que los que más aumentaron en abril fueron el personal de conducción (6,33%), reparaciones (3,10%) y gastos generales (2,80%).

La Federación remarcó que “como contrapartida, se observa un ligero descenso del combustible (-0,04%), en tanto que se destaca la nueva e importante baja del costo financiero (-22,4%)”, y aclaró que “este último factor es consecuencia de las bajas tasas de interés, como medida anticíclica, para recomponer una muy deteriorada cadena de pagos”.

 

En relación a la variación acumulada en los últimos doce meses, Fadeeac remarcó que se mantiene la tendencia negativa, ya que disminuyó al 38%, cuando el año 2019 cerró con un 46,9% de aumento de los costos.

De todas formas, el presidente de la Federación, Hugo Bauza, señaló que la preocupación más grande en este contexto es que “hoy tenemos empresas de transporte de Jujuy hasta Tierra de Fuego que están trabajando a pérdida. Otras empresas, como las que están en las zonas petroleras, tienen los camiones totalmente parados. Nuestra preocupación aumenta día a día porque la actividad continúa paralizada en un 70%”.

 

Combustible y su mundo aparte

Fadeeac remarcó que “si bien en abril, el gasoil disminuyó ligeramente (0,04%), con la desregulación del mercado de hidrocarburos a partir del 1 octubre de 2017, la suba acumulada de gasoil sobrepasa el 190%. Estos aumentos nominales y relativos del combustible, insumo esencial del sector, afectan fuertemente la estructura de costos, restando competitividad y atentando contra la baja de la inflación”.

En ese sentido, según estudios previos de la Federación, “sería posible una disminución en un 30% en los precios de los combustibles, dada la baja del valor internacional del petróleo. En efecto, esta política ya se efectivizó en enero de 2015 cuando el combustible disminuyó en torno a 5% sus precios en el mercado interno, a partir de una reforma implementada por el gobierno en las alícuotas de las retenciones a las exportaciones, que les permitía cobrar más a las petroleras por sus ventas al exterior”.

 

Infocampo