Lunes, 11 Mayo 2020 02:28

Bajante del río Paraná: un derrumbe generó más dificultades para la navegación

En medio de la mayor bajante del río Paraná en 50 años , lo que obligó a los buques cerealeros a reducir su nivel de carga para la navegación , ayer se derrumbó una porción del veril (la pared del canal), lo que dificultó la navegación de embarcaciones ya cargadas. El hecho, originado en causas naturales, se dio a la altura del kilómetro 390 en la zona de Arroyo Seco, al sur de Rosario. El desmoronamiento fue de 60 x 27 metros, según trascendió.

En la zona donde se produjo hay un bajo y un paso crítico con menor profundidad. "Es grave porque hay barcos que habían cargado y están con un calado superior, esperando que termine la draga para poder irse", contó una fuente de la actividad portuaria. Según pudo saber LA NACION, hasta el momento hay al menos cuatro buques pasados de calado que no pueden navegar por el lugar.

Por el episodio se produjo una pérdida de profundidad adicional de 1,5 metros de profundidad, según informó la firma Jan De Nul, que destinó las dragas Alvar Nuñez Cabeza de Vaca y Manzanillo para tratar de restablecer la navegabilidad en esa zona del río.

"Al momento ya se ha recuperado más de un metro de profundidad y la draga Manzanillo continúa trabajando intensamente en el lugar. Además de la profundización, se evalúan todas las alternativas, incluyendo la posibilidad de cambiar la traza navegable del canal en esa zona", dijo la empresa.

En esta época del año, en general, en una situación normal el calado de despacho de los buques es de 34' 06'' pies, pero pasó a 29' 09''. En un barco Panamax, que puede salir con 55.000 toneladas, se están perdiendo de carga unas 11.000 toneladas.

Según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, la bajante ya ocasionó una pérdida de US$244 millones para las empresas del sector agroexportador, que deben hacer frente al costo de sacar los buques con menor carga y completarlos, por ejemplo, en otros puertos de aguas profundas como Bahía Blanca.

Por los puertos del Gran Rosario se realiza el 80% de la exportación de granos y subproductos. Sobre 70 kilómetros de costa están concentradas 29 terminales portuarias.

Por estas horas sigue el trabajo de dragado hasta que se pueda normalizar el paso en el lugar donde se produjo el derrumbe.

La Nación