Lunes, 11 Mayo 2020 02:27

Híbridos a la medida de cada ambiente para que el girasol rinda en el NEA

El noreste argentino es una de las principales zonas girasoleras del país. Por eso, la empresa NK está presentando sus híbridos para esa región que se destacan por sus rendimientos, su resistencia a vuelco y a downy mildew (mildiu),  una enfermedad de riesgo para el cultivo. “Los productores validan la inversión y el desarrollo que venimos realizando en la evolución de nuestros girasoles porque tuvieron la oportunidad de comprobar los resultados en sus campos”, aseguró Francisco Pérez Brea, gerente de Marketing de NK.

El SYN3970 CL se ha convertido en el híbrido con mayor potencial de rendimiento del mercado. “El productor lo aceptó porque aporta un potencial de rendimiento más alto y tiene una bonificación importante en materia grasa. Es ideal para el NEA ya que, al ser de ciclo corto, se cosecha antes y permite hacer un nuevo cultivo inmediatamente después”, resaltó Luciano Belloni, Líder de Desarrollo de Producto Girasol en NK.

El SYN4070 CL es otro híbrido de excelente respuesta para ambientes con alto potencial de rendimiento, en los que se destaca por su alta tolerancia al vuelco y máxima seguridad a cosecha. “Es un hibrido con una buena agronomía y muy recomendado para zonas que suelen recibir fuertes lluvias en épocas cercanas a la cosecha”, aclaró Belloni.

Con destacado perfil sanitario, el SYN3939 CL ofrece gran productividad de ciclo intermedio para la región norte y es una semilla especialmente indicada para los ambientes de mediano a bajo potencial. Otro gran protagonista del portfolio es el SYN4066, también con gran potencial de rinde, tolerancia al vuelco y resistencia genética a Downy Mildew.

Dentro de la nueva generación de híbridos alto oleico, NK destaca al SYN3975 CLHO. Tiene un potencial superior a todos los materiales disponibles para el NEA, tanto en rendimiento de grano como en contenido de aceite, característica que además permite a los productores obtener un valor diferencial.

Es importante señalar que todos los productos de NK para girasol tienen gran contenido de materia grasa y, sobre esa base, cada híbrido tiene sus características específicas. Así, por ejemplo, cuando se menciona al SYN3970 CL se destaca que su contenido de aceite es aún mayor y que además tiene alto potencial de rendimiento, del mismo modo que el SYN4070 CL se destaca por su excelente comportamiento frente a vuelco y el SYN 3939 CL por sus resultados en ambientes de bajo potencial.

Por otra parte, la marca presentará en la región el “Sistema NK”, una herramienta clave para proyectar el resultado en cada lote. Con ella el productor puede analizar junto al asesor de su zona, cuál es el material más adecuado para cada ambiente y cuál el manejo más eficiente para lograr los mejores resultados.

“Los productores notan que la genética NK mejora los negocios en el cultivo de girasol tanto para rendimiento como para materia grasa, la genética se hace realidad tanto en la cosecha como en la liquidación final y el Sistema NK brinda confianza y genera recomendaciones precisas, basadas en datos obtenidos durante años en la red de ensayos más amplia del país”, concluyó Pérez Brea.

Clarín