Miércoles, 20 Mayo 2020 02:26

Cómo ven en la cadena el surgimiento del mercado electrónico de porcinos Rosporc

Próximamente la Bolsa de Comercio de Rosario pondrá en marcha un nuevo producto para el sector agropecuario: Rosporc, un mercado online de compra-venta de animales en pie. A diferencia de Rosgan, que opera con subastas televisadas en las que participan decenas de consignatarios de todo el país, se trata de un canal directo en el que la partes definen la todas las características de la operación. La entidad destaca como ventajas la posibilidad de administrar existencias y flujo de mercadería, formación transparente de precios de referencia según calidad, la mediación en caso de diferencias (arbitraje) y la modalidad de pago seguro, mecanismo por el cual el vendedor recibirá un adelanto antes de entregar la carga.

En Santa Fe evaluaron de diferentes maneras la novedad. Los referentes consultados por Campolitoral coincidieron en el valor de contar con un mecanismo más para agilizar transacciones, incluso en que los mayores beneficiados podrían ser los pequeños productores, pero hubo diferencias al considerar la utilidad del canal digital.

Para Carlos Ingino, fiduciario de Figan, fideicomiso que integró la cadena desde la producción en granja (actualmente desactivada) hasta la venta al público en carnicerías propias, la dinámica comercial se basa en relaciones consolidadas al punto de llegar a la “amistad” entre compradores y vendedores, situación que difícilmente se pueda mejorar. Tampoco le pareció imprescindible para contar con precios de referencia, dado que esa función la está realizando el Ministerio de Agricultura y Ganadería “casi en tiempo real”.

“Yo creo que en el sector hay una forma muy amena entre proveedores y clientes; y una vez que se hacen los vínculos es muy difícil cambiar esa forma de comercialización”, sostuvo. Una vez que se consolida esa relación y se hace una rutina semanal, “si le pagás los precios de mercado al productor -dijo- no creo que cambie”. Por otra parte remarcó: “todos estamos obligados a informar a qué precio compramos”, por lo cual las autoridades publican “toda información estadística semana tras semana y la está haciendo prácticamente en tiempo real, por lo que “tampoco tiene un beneficio sustantivo en ese sentido”.

Según el empresario el inminente mercado “puede ser beneficioso para los pequeños productores que no esté comercializando”. También consideró que “hay un mercado muy pequeño que va saltando y le vende al mejor precio, por chirolas más chirolas menos, pero no es tan significativo”.

Por su parte, el vicepresidente de Aporsafe (Asociación de Productores Porcinos de Santa Fe), Marcos Diankoff, sostuvo que “hace falta” en el sector una herramienta como Rosporc. “Muchas veces las industrias aprietan a los productores para sacarle mejor precio; por ejemplo ahora por la caída de la demanda”, afirmó. “Quedamos a merced de quien te quiere pelear el precio”. Al respecto mencionó que “hay muchos intermediarios”, puntualmente despostadores que proveen a carnicerías, que “sacan provecho, sobre todo con los pequeños productores”. Como muestra de las diferencias dentro de la cadena mencionó que “en el mostrador la carne recién ahora baja, pero al productor hace un mes que bajó 30%”.

El dirigente coincido con Ingino en que hay relaciones establecidas entre las partes. “Pero (Rosporc) es una herramienta más para la transparencia de los precios”, aclaró. También dijo tener conocimiento de la iniciativa rosarina por comentarios, ya que no hubo contactos con Aporsafe.

Sobre la formación de precios, Diankoff aseguró: “no hay precio de referencia; si bien hay uno de Minagri, en la zona ponen como excusa que es de Buenos Aires”. Por ello estimó que la propuesta de la Bolsa rosarina puede llegar a ser una herramienta muy válida. “Que se inscriban la mayor cantidad de productores para defender mejor el precio”, propuso.

Campolitoral – El Litoral (Santa Fe) – Juan Manual Fernández