Viernes, 22 Mayo 2020 02:28

Cifarelli: “La molinería debería estar pagando no más de 13.000 pesos por tonelada por el trigo”

“Hemos tenido reuniones con los exportadores y con el Estado (nacional) para que el Estado no se meta en nuestra cadena; la vamos a solucionar entre nosotros cualquier controversia que tengamos, pero la verdad es que la molinería se está quedando sin aire”. Así lo indicó Diego Cifarelli, presidente de la Federación Argentina de la Industria Molinera (Faim), durante un panel en línea organizado hoy jueves por Agroeducación en el cual participaron referentes institucionales de la cadena de valor triguera argentina.

“Estamos complicados porque tenemos el precio de la harina (para consumo interno) congelado con los valores presentes el 6 de marzo y el precio del trigo no para de subir”, aseguró Cifarelli.

La molinería –según el presidente de Faim– debería estar pagando no más de 13.000 $/tonelada por el trigo para panificación para poder cumplir con el congelamiento de precios de la harina de trigo ordenado por el gobierno de Alberto Fernández, cuando en la actualidad está abonando entre 14.000 y 14.500 $/tonelada.

Cifarelli indicó que el principal problema presente en el mercado es la incertidumbre macroeconómica. “Viene un productor y me vende trigo a 200 dólares (por tonelada) y se lleva un cheque a cobrar a un plazo de 15 a 30 días; la verdad es que hay que ser un héroe para vender trigo (en esas circunstancias)”, apuntó el presidente de Faim en relación a las dificultades presentes para dolarizar pesos argentinos.

El presidente de Faim señaló que están registrando dificultades crecientes para poder acceder al volumen de materia prima requerido por el sector. “Sólo en seis de las veinte semanas que lleva el año (2020) pudimos comprar la molienda completa”, afirmó.

“Hemos trabajado con la exportación y los actores de la cadena para que no venga nadie a llevarse todo puesto, porque eso puede pasar; no pudimos encontrar soluciones de ganar-ganar entre todos y hay ciertas situaciones que presionan más sobre algunos eslabones que sobre otros”, advirtió Cifarelli.

“Faltan cinco meses para la campaña nueva (2020/21) y venimos sufriendo por el trigo desde enero (pasado). ¿Qué vamos a hacer mirando al futuro para atravesar esos cinco meses? No queremos que nos regalen nada, pero, ¿Cómo hacemos?”, preguntó.

Javier Buján, presidente de la Cámara Arbitral de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, indicó que por el trigo de buena calidad panadera se está pagando incluso hasta 15.000 $/tonelada y recordó en “todo el mundo existen premios para el trigo de calidad”, para luego añadir que en la actual coyuntura el menor plazo de pago ofrecido por la exportación es una ventaja competitiva significativa.

En tanto, Guillermo García, vicepresidente del Centro de Exportadores de Cereales (CEC), informó que la exportación ya vendió alrededor de 1,20 millones de toneladas de trigo 2019/20 a la molinería argentina. Y remarcó que el hecho de que ese ajuste no sea contabilizado por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación puede generar confusión al momento de evaluar la coyuntura del mercado interno de trigo.

Por ese motivo, la cifra de 14,927 millones de toneladas de trigo 2019/20 adquiridas por la exportación al 13 de mayo pasado –según los últimos datos oficiales publicados– serían en realidad menores, al tiempo que los 2,888 millones de toneladas atribuidas al sector molinero serían mayores.

 

“Hoy sólo podríamos vender trigo a Brasil y ya está cerrado el programa de exportación hacia ese destino hasta el mes de julio de 2020), luego del cual los importadores brasileños seguramente esperarán a la oferta de trigo proveniente del Hemisferio Norte”, explicó García.

En tanto, el analista de mercados de granos Carlos Etchepare indicó que “el mercado de trigo está virtualmente intervenido hoy” por el gobierno argentino y recomendó que toda la cadena triguera explique a la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, los riesgos que tal acción implica. “Hay alguien (por el gobierno) que interviene sin decir que interviene”, apuntó con relación a múltiples regulaciones oficiales que se vienen acumulando en la cadena cerealera.

Valor Soja