Martes, 02 Junio 2020 03:00

En medio de rumores sobre la relación entre Estados Unidos y China, la soja cerró sin cambios en la Bolsa de Chicago

Antes del inicio de los negocios, las versiones sobre el pedido del gobierno de China a las firmas estatales Cofco y Sinograin de interrumpir la compra de soja en los Estados Unidos por las injerencias de la Administración Trump en la política interna de China respecto del conflicto en Hong Kong -versión publicada por las agencias Bloomberg y Reuters- marcaron una apertura de la rueda con bajas superiores a los 2 dólares por tonelada en la Bolsa de Chicago. Sin embargo, con el correr de las horas otro rumor desactivo al primero y llevó tranquilidad al mercado porque una de las empresas compradoras chinas habría reservado entre 3 y 5 cargamentos del grano estadounidense. Esa posibilidad, que recién sería confirmada por el USDA entre hoy y el miércoles si efectivamente se concretó, hizo que las cotizaciones llegaran a subir poco más de 1 dólar.

Pero al cabo de tantas idas y vueltas, la soja cerró casi sin variantes en el mercado estadounidense. Al momento de fijar los ajustes de la rueda las posiciones julio y agosto reflejaron bajas de US$0,09, tras terminar con valores de 308,83 y de 309,84 dólares por tonelada.

El último tramo alcista de la jornada no logró prevalecer por las buenas ventas que sigue mostrando Brasil; por la certeza de los operadores en cuanto a que la beligerancia entre Estados Unidos y China persistirá, al punto de hacer poco probable el cumplimiento de la "fase uno" del acuerdo firmado en enero, y por un ciclo 2020/2021 que más allá de la previsión de tiempo seco para los próximos días progresa muy cerca de los ideales agronómicos.

En cuanto a Brasil, según datos oficiales el Ministerio de Economía, las exportaciones de poroto de soja durante mayo totalizaron 15,50 millones de toneladas, un volumen que si bien quedó debajo de los 16,30 millones de abril resultó récord para la serie histórica de ventas externas en el quinto mes del año. Así, en lo que va del año las exportaciones de soja brasileñas suman 49,20 millones de toneladas y se ubican un 40% por encima de los embarques de igual segmento del año pasado.

Cabe recordar que estimaciones privadas prevén las exportaciones de Brasil en un rango de 75 a 77 millones de toneladas de poroto de soja, mientras que el USDA proyectó en su último informe mensual un saldo exportable de 84 millones de toneladas, que solo podría alcanzarse si se restringe la molienda brasileña.

Tras el cierre del mercado, el USDA informó ayer que la siembra 2020/2021 de soja avanzó sobre el 75% de los 33,79 millones de hectáreas previstos, por encima del 65% de la semana pasada; del 36% de igual fecha del año pasado, y del 68% promedio de las anteriores cuatro campañas. Además, el organismo relevó el 70% de los cultivos en estado bueno/excelente, por encima del 68% previsto por el mercado.

Bajas para el maíz y para el trigo

Tras las subas de la semana pasada, que superaron el 2,4%, el maíz se negoció en baja ayer en la Bolsa de Chicago, donde los contratos julio y septiembre perdieron US$0,98 y 1,09 al terminar la rueda con ajustes de 127,26 y de 128,83 dólares por tonelada.

El favorable avance de la campaña 2020/2021 en los campos del medio oeste, que augura una cosecha muy abundante, prevista por el USDA en un récord de 406,29 millones de toneladas, y la persistente tensión entre Estados Unidos y China fueron los principales factores bajistas para las cotizaciones del maíz.

Luego del cierre del mercado, el USDA dio más argumentos para el debilitamiento de los precios del cereal. Ocurre que en su informe semanal sobre cultivos elevó del 70 al 74% la proporción de maíz en estado bueno/excelente y la ubicó por encima del 71% previsto, en promedio, por los operadores. Además, relevó el avance de la siembra sobre el 93% de los 39,25 millones de hectáreas previstos, por delante del 64% implantado un año atrás y del 89% promedio.

Los pronósticos de temperaturas superiores a los registros usuales sobre las principales zonas agrícolas estadounidenses para las próximas dos semanas y la previsión de lluvias inferiores a las marcas normales podrían contrarrestar la influencia bajista del informe del USDA, pero, en concreto, la situación de los suelos aún no muestra restricciones de humedad que puedan afectar el desarrollo inicial de los cultivos. Claro que, en medio del "mercado climático", la última palabra la tendrán los grandes fondos de inversión especuladores, capaces de sobredimensionar los movimientos de la plaza.

Acerca del trigo, la posición julio en Chicago y en Kansas perdió US$2,02 y 2,94, en tanto que su ajuste resultó de 189,32 y de 169,94 dólares por tonelada, respectivamente. Los fundamentos de la tónica bajista fueron la toma de ganancias de los operadores tras las subas de la semana pasada y el inicio de la cosecha de las variedades de invierno estadounidenses.

En ese sentido, el USDA informó luego del cierre del mercado que la cosecha de los trigos de invierno progresó sobre el 3% del área apta, frente al 1% de igual momento de 2019 y al 2% promedio de las cuatro campañas anteriores. El organismo redujo del 54 al 51% la proporción de cultivos en estado bueno/excelente. Además, en cuanto al trigo de primavera, relevó el avance de la siembra sobre el 91% del área y ponderó el 80% de las plantas en estado en estado bueno/excelente, por encima del 74% vigente un año atrás y muy lejos del 66% estimado por los privados.

Mercado local

Por tonelada de soja con entrega inmediata los compradores ofrecieron ayer en forma abierta 216 dólares para la zona del Gran Rosario, US$1 más que el viernes. Por negocios con lotes importantes algunas fábricas habrían pagado hasta 218 dólares, en tanto que la exportación habría convalidado 220 dólares, pero en casos muy puntuales. Para los puertos del sur, la demanda volvió a proponer 220 dólares en Bahía Blanca, mientras que para Necochea redujo su oferta de 220 a 215 dólares,

En el Matba Rofex, la posición julio de la soja resignó US$0,20 y cerró con un ajuste de 219,80 dólares por tonelada, mientras que el contrato noviembre subió US$0,30 y terminó la jornada con un valor de 225,80 dólares.

Respecto del maíz, los exportadores volvieron a pagar 130 dólares por tonelada disponible para Bahía Blanca y para Necochea, sin cambios, pero ajustaron sus propuestas de 120 a 117 dólares para el Gran Rosario, donde la bajante del Paraná continúa afectando los embarques, que deben salir más "livianos" de lo normal, rumbo a los puertos marítimos para completar sus bodegas.

En el Matba Rofex los contratos julio y septiembre del maíz sumaron US$1 y 0,50, al cerrar con ajustes de 122 y de 124,50 dólares por tonelada.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los consumos pagaron entre 7600 y 8200 pesos por tonelada de maíz, según calidad, condición, procedencia y forma de pago.

Los exportadores necesitados de trigo disponible para completar embarques volvieron a ofrecer ayer 183 dólares por tonelada para Necochea y 180 dólares para el Gran Rosario.

En cuanto al trigo de la nueva cosecha, los compradores pagaron 165 dólares por tonelada con entrega entre diciembre y enero sobre el Gran Rosario y sobre Bahía Blanca, y 160 dólares para Necochea, sin cambios. Los vendedores esperan 170 dólares para "liberar" toneladas en forma anticipada.

En el Matba Rofex la posición julio del trigo cerró sin cambios, con un ajuste de 187 dólares por tonelada, en tanto que el contrato diciembre bajó US$0,50 al quedar con un valor de 163,20 dólares.

La BCBA informó que los molinos pagaron entre 12.500 y 14.850 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

La Nación – Dante Rofi