Miércoles, 10 Junio 2020 02:44

Basterra: “Vicentin está en un sector estratégico y es importante salvarla”

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, defendió la intervención de la empresa Vicentin este martes, un día después del anuncio del presidente Alberto Fernández. Desde entonces se esperaba que opinara sobre el tema, porque había llamado la atención que no participara de la conferencia de prensa en la Casa Rosada. El ministro sobre los temas del campo consideró que es "muy importante salvar a una firma argentina que juegue en este sector estratégico, sobre todo cuando para Argentina el gran desafío es superar la restricción externa de divisas".

Y aseveró que con ese objetivo se sostendrá a la empresa intervenida, aunque en ningún momento nombró a quien llevará adelante ese proceso, Gabriel Delgado, quien estuvo a punto de ocupar el cargo de Basterra. Si bien tienen diálogo entre sí, los funcionarios K representan a corrientes distintas dentro del Frente de Todos. Aunque los dos se ubican en un punto intermedio, podría decirse que no son ni cristinistas ni albertistas puros.

Basterra afirmó que "a la Argentina y al gobierno de Alberto Fernández les interesa la expansión de la producción". Fue en declaraciones al Canal 3 de Formosa, su provincia adoptiva -nació en Chaco-, donde explicó que "el Presidente instruyó que esta empresa no quiebre".

Este martes, Basterra destacó además "la posibilidad que brinda tener a Vicentin activo, con un compromiso de parte del Estado Nacional de involucrarse a través de un modelo exitoso como lo es YPF Agro, en lo que es el comercio internacional, ya que hoy tiene una intervención en el mercado de granos muy importante. Llegó a exportar prácticamente entre el 8 y 10% del total de granos exportados de Argentina y tiene una inserción muy grande".

Sobre las causas de esta situación, Basterra repartió culpas. Primero expuso que "Vicentin no sólo tuvo 300 millones de dólares de créditos del Banco Nación, sino que le prestó el BAPRO y la banca internacional", por lo que consideró que "es difícil de entender cómo la bicicleta financiera puede llevar a poner en quiebra a un negocio millonario de la magnitud que tiene el movimiento de granos en la Argentina".

Luego apuntó al gobierno de Cambiemos, al que acusó de "optar por el endeudamiento, con lo cual generó una tremenda y pesada herencia, fulminante para cualquier modelo de desarrollo, lo cual está llevando a que el Gobierno de Alberto Fernández, nuestro Gobierno, esté negociando con los acreedores del exterior para poder hacer el manejo de la deuda con un sistema sustentable".

El ministro ratificó que "la deuda total que acumula Vicentin es de 1.300 millones de dólares, de los cuales la banca pública y proveedores argentinos es más o menos la mitad y la otra mitad tiene deudas con la mitad del sistema financiero internacional", en línea con lo informado por Clarín.

Sobre los objetivos de la medida, que se cuestionan desde distintos sectores agropecuarios y desde la oposición política, Basterra enfatizó: "Acá, si hubiera habido otra intención que no sea la de preservar una empresa nacional y que quede con la operatoria mixta como lo es YPF Agro, tendríamos un jugador menos en un mercado que tiene pocos jugadores".

Asimismo, resaltó que con esta decisión la Argentina está "dando un paso hacia la soberanía alimentaria. Nos hemos fijado como meta llegar a los 200 millones de toneladas (de cosecha) en un período que lo estamos construyendo con el sector productivo".

Clarín