Miércoles, 10 Junio 2020 02:30

Urtubey: "Con Vicentin, el Gobierno se hace cargo de un problema"

“Está claro que el Gobierno no se está haciendo cargo de la última joya de la abuela, se está haciendo cargo de un problema”. Con esa frase, José Urtubey se refirió a la intervención estatal en Vicentin y aclaró que, por ese motivo, “da lugar a pensar que no hay un proceso estatizador en Argentina”. En una entrevista con Ámbito, el directivo del Comité Ejecutivo de la UIA, analizó también la crisis económica y se mostró optimista en relación a la renegociación de la deuda.

Periodista: ¿Qué le pareció la decisión del Gobierno de intervenir Vicentin?

José Urtubey: En primer lugar, creo que es importante enmarcar que es una decisión acorde a las normativas vigentes. Es decir, es un instrumento jurídico que está previsto desde el año 1853. Está claro que no se está haciendo cargo de la última joya de la abuela, se está haciendo cargo de un problema. Con lo cual, eso por lo menos da lugar a pensar que no hay una especulación sobre la empresa, ni un proceso estatizador en Argentina. Están haciéndose cargo de un problema porque habrán considerado que hay una utilidad necesaria para hacer esa medida. Una utilidad que tiene que ver seguramente con la necesidad de los proveedores, de los acreedores, de los trabajadores. Y, sobre todo, del sector agroexportador. Es importante resaltar también que no es una decisión unilateral del Gobierno, sino que hay una discusión parlamentaria, que es el ámbito donde se van a escuchar las distintas voces y argumentos.

P.: Durante el anuncio, Alberto Fernández habló de lograr una “soberanía alimentaria”, ¿cree que es posible? ¿Es un término que puede ser aplicable?

J.U.: Me excede ese análisis, porque no lo termino de entender a qué se refiere. Pero sí me parece que, si el Estado consideró que hay una necesidad y una utilidad, o que hay algún riesgo si no se hace, me parece que eso no tiene que llevar a pensar que estamos yendo hacia una Venezuela, no creo que estemos entrando en una “venezolanización”, ni en una estatización como sistema, estamos hablando de un caso puntual.

P.: Por otra parte, ¿cómo ve la renegociación de la deuda? ¿Es optimista con respecto a un acuerdo?

J.U.: Sí, soy optimista. Espero que se pueda resolver positivamente, porque va a colaborar seguramente en el mediano y largo plazo al financiamiento, no sólo del sector público, sino también del sector privado.

P.: ¿Lo ve, entonces, como algo fundamental también para el sector privado?

J.U.: Es necesario, no sólo para lo que es el financiamiento a partir de lo que es la línea de crédito. Sino también para el financiamiento para los capitales de trabajo. Dos terceras partes de los insumos que se necesitan para la producción, provienen del exterior. Así que para eso también es necesario.

P.: A raíz de esto, ¿cómo ve las últimas medidas del BCRA?

J.U.: Ahí, hay que revisar porque la comunicación del Central puede traer complicaciones. Tuvimos reuniones con el presidente del Banco Central, en donde quedó en revisar los casos puntuales. Obviamente, si esto lleva a una repetición generalizada, habrá que modificar la circular.

P.: ¿Cuál es su diagnóstico de la situación actual y cómo analiza la posible salida de esta crisis?

J.U.: Creo que estamos frente a la crisis más importante, no sólo desde el punto de vista económico y sino también en términos de salud. Estamos en una crisis superior a la de 2001, porque en ese momento era un problema focalizado en Argentina y después se dio una tendencia alcista en las materias primas. Actualmente, existe un problema internacional y las materias primas no están en línea ascendente. Con lo cual, la salida va a ser costosa. Tenés recursos limitados, producto de que entraste a la pandemia mal económicamente. Es decir, un escenario muy complicado. Esto obviamente te lleva a que, si le agregas la pandemia, la salida va a ser muy compleja y va a requerir mucho de un consenso en las prioridades sobre todo.

P.: En ese contexto, una de las medidas que se tomó con el aval de la UIA, fue la de la doble indemnización.

J.U.: Es una medida que va a tener que ver con lo que la realidad dicte. Si se hacen esfuerzos y se logra que no caigan o que no quiebren entramados productivos y pymes, seguramente va a ayudar al empleo. Si hay una realidad que se impone que caiga, indefectiblemente, empresa que cerró, cerró.

P.: ¿Cree que las ayudas del Gobierno a las empresas fueron suficientes?

J.U.: En la crisis que hay, nada es suficiente. De todos modos, creo que las primeras medidas fueron para una cuarentena de catorce días, luego se fueron profundizando para atender la situación. Hay un gran esfuerzo del Estado, pero estamos con recursos limitados. Por eso digo que es importante fijar prioridades y consensuar.

Ámbito Financiero – Andrés Randazzo