Jueves, 11 Junio 2020 02:45

Héctor Vicentin: “La deuda con el Banco Nación es perfectamente pagable”

Héctor Vicentin, uno de los miembros de la familia que comanda los destinos de la gigante agroindustrial santafesina que está en concurso preventivo de acreedores y que el Gobierno nacional quiere expropiar, explicó este miércoles los motivos que llevaron a que la firma llegara a esta situación crítica. Lo hizo en una entrevista exclusiva que le dio al diario La Voz y en la que aseguró que los problemas se dispararon a partir de la fuerte devaluación que ocurrió en agosto del año pasado, luego de las elecciones primarias que fueron el primer paso de Alberto Fernández para llegar al sillón presidencial.

Según Vicentín, los problemas que vive la compañía se deben precisamente a que tenía un alto nivel de endeudamiento en dólares con entidades financieras internacionales. Y que las prefinanciaciones otorgadas por el Banco Nación, si bien arrojan un alto volumen en pesos, significan unos 300 millones de dólares “perfectamente pagables”, si se tiene en cuenta que la empresa factura 4.000 millones de dólares por año.

A continuación, un extracto de la entrevista:

- ¿Cuándo se comenzó a complicar la situación en Vicentin?

- Los vaivenes de la política, retenciones sí, retenciones no. En un momento eliminaron los diferenciales arancelarios, en la época de (Mauricio) Macri. Y los créditos internacionales son los que realmente nos han perjudicado muchísimo; sobre todo, en la comparación con las empresas multinacionales.

- ¿Usted se refiere al endeudamiento en dólares?

- Claro. El endeudamiento en dólares fue una complicación que nosotros no hemos podido manejar, pagando intereses con los créditos ya obtenidos muy grande. En su momento fueron una panacea todos estos créditos que habíamos obtenido y después se transformaron en un collar de rulemanes.

- ¿La crisis monetaria que se desató en 2018 fue determinante?

- La crisis monetaria que se desató en el gobierno de Macri fue terrible. Eso hizo que los intereses hayan subido de manera exorbitante. El diferencial arancelario que teníamos, entre la exportación de semillas de soja y la exportación de aceites y subproductos, se eliminó. Era de tres por ciento, era justamente la ganancia de la empresa, con la cual la empresa subsistía. El otro tema fundamental, lamentablemente fue un hecho fortuito; el resultado de las PASO (Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias). Esa debacle con el dólar, esas reacciones de los mercados, eso fue lo que realmente nos terminó de complicar y no hemos tenido tiempo de recuperarnos del todo. Se nos vino el gran problema encima y no hemos podido recuperarnos. Quizá con un tiempo más, un par de meses más, hubiéramos podido recuperarnos, pero esas son suposiciones mías con más expresión de deseo.

- ¿Qué opina respecto a las acusaciones vinculadas con los créditos que tomaron en bancos públicos?

- Se han dicho muchas cosas, muchas barbaridades sin tomarse el tiempo de preguntar para saber cómo es el tema. Con respecto al Banco Nación y a los otros bancos públicos como el Provincia, yo sinceramente lo que puedo decir es que esto que se dice que hemos excedido la responsabilidad del banco no es así de ninguna manera. Nosotros debemos 300 millones de dólares. Ahora, que con el aumento del dólar se haya transformado en 20.000 millones de pesos, es un tema, pero siguen siendo 300 millones de dólares perfectamente pagables. Eso que se dice que excedía la relación técnica del banco habría que verlo, nosotros sostenemos que no es así. Dentro de las facultades del banco está dar esos créditos de prefinanciación de exportaciones, sobre todo teniendo en cuenta una facturación de 4.000 millones de dólares que hemos realizado en el último año. Eso no es poco, nuestra facturación era extremadamente importante.

La Voz del Interior