Jueves, 11 Junio 2020 02:43

Vicentin. Cómo están hoy las principales plantas que opera la empresa

Luego de que el presidente Alberto Fernández anunciara la intervención y expropiación de Vicentin, datos sobre la empresa reflejan cuáles son las plantas que están operando, los productos que fabrican en este momento y hasta los sectores de acopio que están alquilados. Entre ellas figura el complejo industrial en San Lorenzo, Ricardone y la planta de Avellaneda (Santa Fe). En las instalaciones de Ricardone hay almacenaje, procesamiento de cereales, oleaginosas y fraccionado de aceite comestibles, con sus servicios asociados como ser generación de vapor, energía eléctrica, aire comprimido, tratamiento de efluentes, cuya eficiencia es la molienda de girasol en los meses de febrero a marzo.

En medio del proceso concursal (la empresa está en concurso de acreedores por casi $100.000 millones), en ese lugar no se pudo hacer acopio de materia prima ni hubo requirentes de servicios de fasón en el mercado por la inseguridad jurídica de embargo. En abril pasado cerraron un contrato de almacenamiento de 520.000 toneladas de soja que permite mantener cierto grado de ocupación del personal y la cobertura de costos fijos. Recepción, acondicionamiento, despacho de cereales y oleaginosas y fraccionado de aceite comestible se encuentra en funcionamiento.

En tanto, la planta industrial San Lorenzo cuenta con instalaciones para almacenaje, procesamiento de cereales, oleaginosas y puerto de embarque con servicios asociados como ser generación de vapor, aire comprimido, obtención y tratamiento de aguas industriales, tratamiento de efluentes. Lindera a ella está Renova, una planta para la obtención de biodiésel, refinado de aceite comestible y refinado de glicerina con dependencia en servicios suministrados por las plantas de Vicentin.

Además, en ese predio funcionan dos plantas de molienda con sendas instalaciones de extracción por solventes, una de 10.000 toneladas por día y la otra de 6500 toneladas por día. En este momento está funcionando la primera que sirve para abastecer contratos de fasón.

El complejo industrial de San Lorenzo tiene así en operación y con producción las plantas de procesamiento de aceite, refinado de aceite y glicerina; recepción, acopio de cereales y oleaginosas. También funciona la operatoria de descarga y despacho de camiones y carga de buques y el recibo de insumos (hexano, gasoil, soda caustica, ácido sulfúrico, clorhídrico, etc).

En tanto, la planta de Avellaneda, comprendida dentro de un predio de 14 hectáreas, se compone de una planta de elaboración de bioetanol, con una capacidad de 9000 m3 mensuales de bioetanol y 1000 m3 por mes de alcohol calidad farmacopea. Una planta de elaboración de alimento balanceado para bovinos, con una capacidad de 6000 toneladas mensuales. Instalaciones para almacenamiento de un cereales y oleaginosas; instalaciones de almacenamiento de fardos de fibra de algodón; una planta de elaboración de harinas proteicas de origen bovinos, propiedad de Friar, a la cual se le alquila un sector del predio.

También esas instalaciones cuentan con una planta de elaboración y fraccionado de alcohol en gel, instalada por la firma Buyanor SA a la cual se le alquila un sector del predio, con sus servicios asociados.

En este momento, el complejo tiene en operación y con producción las plantas de elaboración de bioetanol y alcohol (alimenticio y farmacopea), alimento balanceado, recepción, acopio de cereales y oleaginosas. El sector de generación de vapor y tratamiento de agua para caldera y proceso abastecen de vapor y agua a las distintas plantas dentro del predio, además de hacerlo con otras instalaciones de Buyanor, que se encentra en un predio contiguo.

Las instalaciones de Avellaneda también cuenta con una planta de elaboración de harinas proteicas de origen bovino, elaboración y fraccionado de alcohol en gel, que fue alquilada en abril pasado.

Toda la operatoria implica una continuada asistencia del personal de la empresa y servicios de terceros. Así como también la supervisión exhaustiva de las instalaciones industriales para gestionar riesgos con altas energías puestas de manifiesto como ser líquidos inflamables, combustibles, corrosivos, zonas de trabajo clasificadas, zonas con riesgo de explosiones y riesgo eléctrico.

La Nación