Martes, 16 Junio 2020 02:44

Claudio Soumoulou, presidente de ACA: “Estamos dispuestos a sentarnos en una mesa y asociarnos con Vicentin”

El mayor acreedor comercial de Vicentín, con 90 millones de dólares, es la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA). Es menos del 10% de la deuda, pero como la mayoría de los que buscan cobrar el total de US$ 1.300 millones son entidades bancarias, ACA, por su amplio despliegue territorial y miles de productores asociados, se posiciona fuerte entre las alternativas que se manejan por estas horas para la continuidad de la empresa intervenida. “ACA está dispuesta a sentarse en una mesa y asociarse con Vicentin”, dijo este lunes a Clarín el presidente de la entidad cooperativa, Claudio Soumoulou, quien hace equilibrio entre la cautela, que amerita un asunto tan complejo y trascendente, y la actitud progresista que le brota de sus orígenes familiares y sus jóvenes 39 años.

“La expropiación, no es la herramienta”, dice Soumoulou, tras asegurar que lo sorprendió esa iniciativa. Pero no descarta participar en una nueva empresa formada en base a la intervenida.

De hecho, desde hace muchos años, ACA abastece a Vicentin, desde sus 600 puntos de acopio, cooperativas de pueblos y ciudades distribuidos en toda la región agropecuaria argentina. En 2019, de esas plantas salieron 21 millones de toneladas, un 18% de la producción nacional (150 millones de toneladas).

Lejos de haberse quedado en el tiempo, las cooperativas acompañaron con creces el incremento productivo exponencial de la Segunda Revolución de las Pampas en los últimos 25 años. Antes de que la soja transgénica, la Siembra Directa, el glifosato y el conocimiento se combinaran con esfuerzo e inversiones, ACA comercializaba un 8% de los granos de una producción de 40 millones. Soumoulou tenía unos 10 años y correteaba por los campos de Máximo Paz, en el sur santafesino, Los mismos lotes desde donde ayer respondió esta entrevista.

“Hoy exportamos por cuenta propia y abastecemos la molienda, puntualmente a Vicentin. Eso es lo que veníamos haciendo. A partir del volumen que generamos podríamos seguir haciendo el mismo esquema", explica.

-¿Les interesa entrar como socios en la molienda o prefieren seguir exportando por su cuenta?

-Sobre eso aún no hemos hablado nada. Podría cambiar la propiedad de la empresa de molienda y ACA tener un rol protagónico... Lo que no quiere decir que la nueva dueña de esa empresa de molienda sea ACA.

- Para ser la dueña de la empresa de molienda deberían comprar por un valor superior a la deuda... ¿Contarían con financiación?

-No estamos pensando en esa posibilidad. Ni siquiera lo hemos analizado. ACA está dispuesta a sentarse en una mesa. Hasta ahora, sólo nos vinculamos desde lo comercial, en ningún momento pensamos en ser socios, pero podemos analizarlo si eso ayuda a potenciar el trabajo de Vicentin, por ejemplo con la posibilidad de entregar los granos que comercializa ACA en una nueva Vicentín.

-¿Ven posible una articulación con YPF Agro?

-En realidad nunca hablamos con YPF. Hasta ahora no hemos tenido reunión con nadie, sobre el futuro de Vicentín, ni sobre asociarnos ni sobre nada que se le parezca. Hasta ahora solo veníamos negociando con Vicentin cómo podíamos renegociar la deuda. Quizás esta semana podamos tener alguna conversación.

-¿Hasta dónde habían llegado con Vicentin en la búsqueda de un acuerdo?

-Estábamos explorando ese camino, para cobrar… Resultaba muy complejo. El acuerdo todavía no estaba… Veíamos pocas posibilidades.

-¿Cree que o quedaba otra opción que la quiebra?

-No sé si iba sí o sí a una quiebra. Pero la quita propuesta por Vicentin no iba a ser aceptaba por los bancos internacionales. Eso se caía. En el mejor de los casos avizorábamos charlas largas, en el marco del concurso judicial, pero siempre quedaba la expectativa abierta.

-¿Cuál era el deseo de ACA sobre Vicentín hace 10 días?

-Nos interesaba que Vicentin siguiera operando, nos parece un jugador importante, y estábamos para aportar soluciones. Incluso tuvimos charlas preliminares en ese sentido con la familia propietaria, aunque sin una valoración definitiva.

-¿Y qué piensan hoy?

-Superada la sorpresa de la semana pasada, hoy tenemos incertidumbre, en dos aspectos. El principal es cómo podemos cobrar la deuda de 90 millones de dólares. Y la segunda inquietud es lo que puede pasar en el futuro, teniendo en cuenta que Vicentin es uno de los actores clave de sector agropecuario.

-¿Buscan involucrarse en ese futuro de Vicentin, con gran impacto en todo el sistema agroindustrial o se sienten convidados forzosamente al plan del Gobierno?

-ACA es el principal acreedor comercial de Vicentin, en una deuda estructurada a partir de 60 cooperativas locales, a las que ACA decidió respaldar y girarles el dinero que todavía no hemos cobrado de Vicentin. O sea que hay mucha gente involucrada, en una cadena de productores que quieren mirar al futuro con vocación de sustentabilidad y crecimiento.

-Entre los productores se habla de un artículo 6 por el cual a quienes se les pagaron los granos adeudados por Vicentin les exigirían exclusividad en la compra de insumos, para tener un mercado cautivo de fitosanitarios como fortaleza de negocio a futuro.

-El mentado artículo 6 existe pero está desde siempre, no se les exige exclusividad a los productores, que en un 90% de los granos que acopian lo entregan en ACA. Respecto de los insumos, siempre aceptamos a productos de otras empresas. El productor es muy selectivo con las marcas agrícolas y no se le puede exigir ninguna exclusividad.

-¿Han conversado con el diputado Luis Contigiani y con el Gobierno de Santa Fe que trabajan en alternativas?

-Conozco el proyecto de Contigiani, que contempla al cooperativismo, pero no hemos hablado. Sí, lo hemos hecho en los últimos días con el ministro de la Producción santafesino, Daniel Costamagna, más que nada para analizar en conjunto la situación. Respecto de las alternativas, creo que una situación intermedia, para sacar del medio la palabra expropiación que ha generado tanto ruido, sería una intervención con un plazo determinado, luego de lo cual se pueda convocar a las partes para definir una nueva estrategia de gestión.

-¿Creen que los dueños de Vicentin deben dar un paso al costado en el manejo de la empresa?

-Son cuestiones que deberá dirimir la Justicia, evaluando la toma de decisiones que derivó en la situación de cesación de pagos. Es apresurado saber qué lugar les correspondería a futuro a los dueños. Si estamos pensando hacia adelante con una visión de futuro larga, un nuevo gerenciamiento le daría aire a un nuevo esquema de negocio.

Clarín – Mauricio Bártoli