Jueves, 25 Junio 2020 02:33

Vicentin: acreedores de Córdoba proponen un fideicomiso administrado por los bancos

Un grupo de acreedores de la empresa Vicentin del centro de la provincia de Córdoba propone la creación de un fideicomiso administrado por los bancos como opción a la expropiación y al concurso preventivo de la agroexportadora. La idea es impulsada por productores y acopios de la provincia y del interior del país a los que la empresa les quedó debiendo por la operatoria de granos. “La salida es conformar un fideicomiso con todos los activos de la empresa y que sea administrado por los bancos que figuran como acreedores, bajo la supervisión de la Justicia”, sostuvo Eduardo Teumaco, dueño de un acopio en Villa del Rosario.

En el esquema propuesto, el juez es quien debe conformar una mesa en la que participen el Gobierno nacional, los directivos de la empresa y los actores principales del comercio de granos, como las cooperativas, acopios y productores acreedores.

Sus precursores sostienen que la figura del fideicomiso es la única salida para poder cobrar lo que Vicentin les adeuda y que la empresa sigua siendo viable en el negocio.

No a la expropiación

Para los que enarbolan la propuesta, la expropiación que impulsa el Gobierno nacional va a llevar a una pérdida de confianza para las empresas que quieran seguir invirtiendo en la Argentina, además de generar incertidumbre en la cadena comercial y de ser una pésima señal para la economía en general.

En el grupo de productores y acopiadores, la instancia del actual concurso preventivo de acreedores tampoco ofrece garantías ciertas de poder cobrar la deuda.

Advierten que seguir dentro del concurso preventivo sería cobrar prácticamente nada de una deuda que se va a pesificar, con una quita de alrededor del 40 por ciento y que se abonará en cómodos cuotas en varios años.

Negociación

En la segunda quincena de enero, luego de que Vicentin se declarará en cesación de pagos, acopios y productores participaron en Rosario de una reunión con seis estudios de abogados para diseñar una propuesta de cobro extrajudicial. Sin embargo, la estrategia no se concretó y la empresa se presentó un mes después en convocatoria de acreedores.

Buena parte de la acreencia que la agroexportadora mantiene con productores y acopios es por la venta de granos con precio a fijar. Los montos de las acreencias que figuran en el expediente judicial surgen de pesificar el volumen de los granos entregados al tipo de cambio del 5 de diciembre pasado.

Según Teumaco, la viabilidad futura de Vicentin tiene que partir de pagarle la deuda a los productores y a todos los que le prestaron servicios. “Si no se arregla eso no hay forma de que la empresa continúe funcionando”, asegura.

Nada será igual

En octubre pasado y antes de la llegada de la cosecha de trigo 2019/2020, los acopios comenzaron a liberar capacidad en sus instalaciones. Con los productores dispuestos a no vender, como consecuencia de los resultados de las Pasos, la entrega de granos con precio a fijar creció en dimensiones.

Se asegura que, en ese momento, 70 por ciento de las operaciones con maíz a fijar que pasaron por la Bolsa de Comercio de Rosario fueron a través de Vicentin.

Lo que causa sorpresa en el sector es que, sabiendo la fragilidad de su condición financiera, la empresa seguía tomando mercadería a comienzos de diciembre.

A partir de la experiencia adquirida, en el comercio de granos aseguran que nada será igual. La situación de Vicentin ha dejado en el sector del acopio empresas en quiebra, otras con serias dificultades económicas y algunas que han logrado cancelar deudas con los productores. 

“Vicentin debe seguir funcionando con más garantías y más control, pero debe seguir operando”, sostiene Teumaco.

La Voz del Interior – Alejandro Rollán