Jueves, 25 Junio 2020 02:40

Acreedores internacionales buscan investigar supuesto "vaciamiento" de Vicentin

Un importante grupo de acreedores internacionales de Vicentin realizaron un pedido ante el Tribunal de Distrito Sur de Nueva York para obtener información de parte de The Clearing House Payments Company y otras instituciones financieras respecto de las transacciones efectuadas por la cerealera a través de esas entidades. Los demandantes sospechan que hubo un “vaciamiento” de la empresa.

La solicitud de Discovery fue presentada este último sábado por los bancos Coöperatieve Rabobank U.A.; Credit Agricole Corporate and Investment Bank; ING Bank N.V.; la Corporación Financiera Internacional; Natixis, Sucursal de Nueva York; y Nederlandse Financierings-Maatschappij Voor Ontwikkelingslanden N.V. -organizada bajo la denominación de Consorcio Directivo-, a quienes en conjunto la firma agropecuaria argentina adeuda cerca de 500 millones de dólares.

“Los miembros del Consorcio Directivo están ansiosos por comprender cómo, exactamente, la Compañía pasó, en cuestión de meses, de informar a los acreedores financieros que contaba con efectivo, existencias y cuentas por cobrar, a declarar que no tenía ni existencias ni cuentas por cobrar, que, por el contrario, estaba muy atrasada en los pagos de existencias y no podía continuar sus operaciones”, indican en el pedido realizado ante el tribunal neoyorquino, revelado ayer en el programa Brotes Verdes, que conduce Alejandro Bercovich.

“El Consorcio necesita saber cómo desaparecieron cientos de millones de dólares -y posiblemente más de 1.000 millones de dólares- de activos. ¿ Fueron inexactos los estados financieros presentados a los bancos el 29 de julio de 2019 a los efectos del cumplimiento del convenio y los inventarios fueron muy exagerados o las cuentas por pagar muy subestimadas? ¿Se desvió indebidamente el efectivo del negocio? ¿Fue el inventario exportado indebidamente desde la Argentina por personas designadas que actuaban en nombre de Vicentin, su dirección o sus propietarios? ”, se preguntan en el requerimiento judicial.

La firma agropecuaria inició formalmente el concurso preventivo de acreedores el 10 de febrero pasado, luego de anunciar públicamente a principios de diciembre de 2019 que se encontraba "bajo estrés financiero", lo que le impedía cumplir con sus obligaciones.

En el pedido de Discovery, el grupo de acreedores afirma que hasta ahora, en base a los limitados registros financieros que se hicieron públicos sobre Vicentin, se infiere que la cerealera les proporcionó información “sustancialmente inexacta” sobre su situación financiera a fin de demostrar su supuesto cumplimiento de obligaciones financieras y/o se desviaron indebidamente de la compañía activos de capital de explotación sustanciales, del orden de cientos de millones de dólares de los EE.UU., en la segunda mitad de 2019, después de que la empresa entregara por última vez sus estados financieros.

“Las pruebas que se buscan en la solicitud son cruciales para descubrir el monto y la ubicación de los fondos mantenidos o transferidos de otra manera a través de instituciones financieras intermediarias por Vicentin y sus entidades y personas afiliadas”, argumenta el Consorcio Directivo.

El grupo infiere que, debido a que más del 90% de los ingresos de Vicentin era en dólares, una gran parte de las transacciones de la empresa habrán sido procesadas en el Distrito de Nueva York por las instituciones sobre las que se requiere información.

De hecho, el Consorcio Directivo pudo confirmar que Vicentin mantiene cuentas en bancos como JP Morgan Chase y ha utilizado otras instituciones, como el MUFG Bank, como banco corresponsal en esa ciudad, según indica en el documento judicial.

Deuda

En total, la deuda de Vicentin asciende a 1.350 millones de dólares, de los cuales unos 1.000 millones están contraídos con bancos y otros 350 millones con empresas del sector agrícola.

De la deuda financiera con el sector bancario argentino, el 88 por ciento corresponde a la banca pública, encabezada por el Banco de la Nación, por un monto superior a los $18.182 millones, seguido por el Banco Provincia, con más de $1.800 millones; el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), con $313 millones; y el Banco Ciudad, con $318,7 millones; entre otros.

El destino de Vicentin quedó envuelto en una fuerte polémica en las últimas semanas tras su intervención por parte del Estado nacional y el anuncio del Ejecutivo de su intención de expropiar la empresa, que hoy quedó en un segundo plano.

BAE Negocios