Martes, 04 Agosto 2020 02:27

Soja: decisiones para mejorar los resultados en tiempos de inestabilidad

Continuando con su ciclo de charlas virtuales, Acsoja convocó esta semana a tres especialistas para conversar sobre el panorama local y perspectivas comerciales de la campaña de soja en un contexto tan particular y cambiante como el de este 2020. Inaugurando el panel virtual, Marcelo Marchetti, cofundador y presidente de la firma CIGRA S.A. dio detalles de la estrategia de la empresa y los puntos clave para obtener buenos resultados.

“Como productores intentamos disminuir el riesgo. Para eso, por un lado trabajamos en distintas zonas como Santiago del Estero, Chaco, sudeste de Córdoba, sur de Santa Fe y noroeste de Buenos Aires”, contó. Del total de tierras sembradas, el 20% se hace sobre campo propio y el 80% alquilado. “Es importante el vínculo con los propietarios y establecer relaciones de largo plazo para ser sustentables”, indicó Marchetti. En cuanto a la rotación, el esquema se compone de 38% soja de primera, 37% de maíz, 15% de trigo (luego soja o maíz en partes iguales) y 10% sorgo.

“El margen se construye ladrillo a ladrillo”, destacó el empresario. “Como productores, los argentinos somos un ejemplo a nivel mundial pero hay factores claves que rodean a la producción con impacto directo sobre el resultado que debemos tener en cuenta como las finanzas, la logística, los mercados y los impuestos”, agregó.

Respecto de las finanzas, señaló que “lo más importante a determinar en el inicio de una campaña es la tasa de apalancamiento que vamos a utilizar; cuanto mayor es la tasa de apalancamiento mejor es la tasa interna de retorno, es decir, la tasa después de impuestos”.

Asimismo, consideró fundamental analizar qué ofrece el mercado y cuáles son las mejores condiciones de financiación para afrontar la campaña con capital de terceros. “Lo más importante es lograr que nuestros pasivos generen la menor tasa de interés posible”, aseguró.

Para Marchetti es necesario tener un tax planning en las empresas: “Tenemos que ser muy eficientes en la planificación del pago de impuestos porque es muy alta la participación del Estado en nuestra producción”, dijo.

Por otra parte, consideró que logística y mercados son factores hermanados. “Las decisiones que tomamos en estas áreas son clave para contribuir a tener un buen margen en nuestro negocio”, remarcó.

“Nosotros, en CIGNA tenemos medido que un 40% de nuestro margen depende de nuestras decisiones financieras, nuestro posicionamiento en impuestos y nuestras decisiones en logística y mercados”, indicó. También mencionó a otros ítems que influyen en el resultado como compras, contabilidad y gestión, tecnología, recursos humanos y administración.

“El arbitraje de márgenes es lo que más nos cuesta decidir”, reconoció Marchetti. “El objetivo de rentabilidad antes de impuestos para nosotros es de 18% de rendimiento/inversión. Para lograr eso tenemos que producir con altísima eficiencia y actuar en los mercados en los momentos correctos y precisos”, sostuvo.

Mirando a la cosecha que viene, en un contexto de excelentes producciones en ambos hemisferios y abultados stocks mundiales de cereales y oleaginosas, sumado a la coyuntura inflacionaria y de enorme inestabilidad cambiaria de Argentina, “nos deberíamos estar preguntando si no es el momento preciso de tomar decisiones acera de las posiciones en los mercados con respecto a nuestra futura producción”, advirtió.

Finalmente, Marchetti llamó a fortalecer la cadena de valor agroindustrial: “Cadenas fuertes son aquellas que se componen de eslabones que nunca se sueltan”. Y llamó a cada uno de los componentes y al Gobierno a trabajar de manera conjunta para llegar a los 70 millones de toneladas de soja. El empresario mencionó a la presión impositiva, la pendiente Ley de Semillas y la Ley de Fertilizantes, como puntos que limitan la posibilidad de aumentar la producción y en los que la cadena debería llegar a acuerdos para beneficio de todos.

A su turno, Carlos Borla, presidente de Tomás Hnos. expuso acerca del funcionamiento de la empresa que trabaja 33.000 has mayoritariamente en siembras asociadas y comercializa anualmente 300.000 tn de granos y 55 M dls de insumos en el noroeste de Buenos Aires, Río Cuarto, Rufino y La Pampa. La firma contrata todos los servicios a terceros, coordinando y controlando la calidad de los trabajos, haciendo hincapié en las buenas prácticas productivas.

En la actualidad, cuentan con el sello Agricultura Sustentable Certificada de Aapresid en 4.200 has en campos de terceros y 1.800 has están en proceso de obtenerlo. Además, producen bajo agricultura de precisión en 10.000 has. En la empresa, la soja ocupa entre el 45% y el 50% del total de las rotaciones, representa el 36% de la comercialización de insumos (55 M dls total) y el 44% de la comercialización de granos (volumen de originación 1.300.000 tn).

“En la presente campaña se ha vendido con precio el 93% del trigo y el 51% del maíz pero solo el 37% de la soja. El desafío que tenemos como comercializadores de granos es capturar esta oportunidad porque gran parte de la soja está en el campo en los silobolsas o en algún tipo de almacenaje”, indicó Borla. Para eso, en Tomás Hnos. ofrecen servicios de logística y productos financieros, aseguran la calidad y cantidad recibiendo la soja y emiten Certificados de Depósito a fin de conseguir volumen.

Concluyendo su presentación, Borla llamó a pensar en la necesidad de rever las bases de comercialización de la soja para determinar premios o castigos sobre los contenidos de proteína; así como en la posibilidad de darle valor al almacenaje de la soja.

Por último, Andrés Ponte, presidente del Matba Rofex, se refirió a cómo potenciar la negociación de la soja. “Los mercados de futuros nacieron para ser una solución en momentos cambiantes ofreciendo coberturas y previsibilidad, Matba Rofex ha sido una solución. En 2019 tuvimos récord de operatorias de soja”, destacó.

“En los últimos cinco años el mercado ha cambiado mucho y una de las diferencias es la cantidad de canales de acceso que tenemos hoy para operar en el mercado”, aseguró Ponte.

Además, detalló la oferta con que cuentan los usuarios para poder operar en el mercado. “Hoy se puede operar soja Chicago con liquidación en Argentina, con contratos de 5 tn. Y durante agosto se van a sumar dos market makers para darle más volumen y liquidez a la operatoria”, contó.

También se refirió a los Contratos Mini de 5 tn “donde no hay entrega física que pueden liquidarse por diferencia”. Según el directivo, Matba Rofex apunta a incorporar al segmento “persona física” a la negociación en el área financiera.

Ponte remarcó que el mercado también constituye una alternativa de financiación e inversión.

“Hoy quien tiene soja, no solamente puede cubrirse, puede originar ya que en el Matba Rofex hay un fondo común de inversión al que los usuarios pueden acceder vía sus agentes”, dijo.

“Debemos seguir construyendo la cultura de la importancia del valor de operar en mercados institucionales que generan transparencia y que ofrecen sólidos sistemas de garantías”, indicó el presidente de Matba Rofex.

Clarín – Mariela Vaquero