Miércoles, 05 Agosto 2020 02:29

Reclaman un plan para que el 90% de los caminos rurales sean transitables

Los problemas que enfrentan los productores y cooperativas para circular por los caminos rurales fue el tema central de una reunión por videoconferencia entre el ministro de Obras Públicas Gabriel Katopodis, directivos de Coninagro y el ministro de Agricultura de Córdoba Sergio Busso. En la Argentina hay 589.410 kilómetros en la red de caminos rurales y los problemas para transitarlos, sobre todo después de las lluvias, provocan al aislamiento de los productores y muchas dificultades para realizar su trabajo. “Por los caminos rurales entra y sale la educación, la producción, la salud. El sector cooperativo, por su territorialidad, puede gestionar un relevamiento y diagramarlo procurando que haya conectividad entre los grandes corredores productivos para mejorar y optimizar la logística”, destacó Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro.

Para Iannizzotto es necesario plantear un plan de mejoras prioritario para la red troncal de caminos rurales que garantice una transitabilidad de al menos el 90%. “Este es el primer paso para otorgar conectividad a los principales corredores productivos del país, optimizando la logística, reduciendo costos y haciendo viable la vida rural”, insistió.

Los dirigentes de Coninagro plantearon la necesidad de geolocalizar las principales actividades productivas y aspectos sociales como escuelas y recopilar información respecto a cuántas toneladas de cada actividad pasan por cada camino, qué conectividad otorga entre poblaciones y a cuántas escuelas y alumnos atiende.

Para Iannizzotto, los consorcios son un instrumento fantástico. “No es la idea demandar al Estado, sino que con una coordinación de la Nación podemos generar financiamiento a través de unidades regionales para redes troncales, secundarias y terciarias de caminos”, planteó.

En cuanto al financiamiento se expuso que la mayor parte de la red de caminos rurales, bajo órbitas provinciales y municipales, cuenta con un subfinanciamiento general por lo que el mantenimiento se reduce a un mínimo de tareas de conservación.

“Son contados los casos de provincias que son capaces de aplicar programas de mejoras con enripiado u otro tipo de técnicas. Para ello, una alternativa es promover el financiamiento de organismos internacionales y ponerlo a disposición de las provincias para aplicar un plan de mejoras”, propusieron desde Coninagro. Las provincias, por su parte, podrían comprometer coparticipación como repago del financiamiento y los productores que se vean beneficiados por las mejoras podrían aportar las contribuciones.

De la reunión, que se realizó este martes, participaron el vicepresidente de Coninagro, Norberto Niclis, el síndico de la entidad Roberto Búser, y Marco Giraudo consejero y agricultor de Córdoba.

“En Santa Fe nos encontramos con que se prioriza la zona urbana y la zona rural queda retrasada. Necesitamos mantenimiento tanto para la vida social, educativa y la parte productiva”, aseguró Niclis. Búser indicó que algunas zonas agrícolas de Misiones se han despoblado y se ha dejado de producir por no tener caminos para llegar a la ruta 12.

El ministro Katopodis dijo que es posible iniciar rápidamente, junto a Coninagro, una tarea bien planificada a tres años con objetivos concretos y articulados con los tres niveles del Estado y con fuerte participación de las entidades del campo. “Proponemos rápidamente una agenda con una mesa de trabajo con diferentes instituciones y entidades con una propuesta común para generar un ámbito de discusión y revisar mes a mes los caminos rurales”, propuso.

El ministro también reconoció que en forma constante los intendentes del interior del país ponen en agenda el tema de los caminos rurales y de la conectividad rural. También dijo que es fundamental trabajar en forma coordinada con otros ministerios, las entidades y las mesas de caminos rurales para delinear una estrategia de trabajo a tres años.

“Un plan trianual, potente, con metas y objetivos claros y que suponga una intervención física de puesta en valor de mejora de los caminos y al mismo tiempo desarrollar nuevas capacidades para optimizar recursos, sobre todo en el marco de las buenas prácticas”, concluyó el ministro.

Clarín