Miércoles, 19 Agosto 2020 02:27

Langostas. Atacaron lotes con trigo en el norte de Córdoba y se complica el control

Una manga de langostas provocó diversos daños en lotes con trigo en la zona de Capilla de Sitón, en el norte de Córdoba, y los productores están haciendo controles propios para disminuir la plaga, según dijeron. Esto se ve agravado porque, por los controles que debe hacer para movilizarse, personal del Senasa ha visto afectado su traslado para la fumigación. "Hay muchas mangas en la Argentina en este momento. Se estiman entre ocho y 10 que están en las provincias de Salta, Jujuy, Tucumán, Santiago del Estero y Córdoba", dijo Héctor Médina, jefe del Programa Nacional de Langostas del Senasa. "Todo lo que está pasando con el Covid-19 hace más difícil la tarea de fumigación. Hay restricciones de movilización de personal, es muy difícil seguirla", avisó.

Las principales dificultades que tienen los especialistas para seguir la manga es el hospedaje, la movilización de los insumos de una provincia a la otra, el hisopado y cuarentena a la que deben someterse los expertos, sin contar que las mangas se movilizan más rápido y les llevan ventaja.

"Las mangas entran y salen de las provincias, se mueven y llevan ventaja sobre las personas, pero si se las ve entrar se avisa", aseveró el funcionario.

En esa línea, Luis Magliano, presidente de la Sociedad Rural de Jesus María, dijo que la manga de langostas ingresó a esa provincia el domingo pasado por Los Mistoles, Capilla de Sitón, Córdoba.

"Los videos (https://www.lanacion.com.ar/economia/campo/langostas-atacaron-lotes-trigo-norte-cordoba-se-nid2424759) son de ayer en la zona de Las Arrias y ya estaba llegando a Río Primero, en este momento está volando hacia el sur. Están dejando daño en los lotes de trigo, que es lo poco verde que hay", relató.

Según el productor, el daño que están haciendo las langostas sobre los trigos aún no se ha calculado, pero temen que la manga alcance una etapa de madurez que pueda ser fatal para las futuras producciones.

"Afortunadamente no hay mucho trigo sembrado en la zona y la manga está en estado juvenil, el problema va a ser cuando entre a una etapa de madurez por el daño que puede causar, pero no hay dudas de que esto va a tener consecuencias", apuntó.

"No se está combatiendo. Es bastante complicado por el tema del Senasa que no tiene productos, y están imposibilitados con la movilización. Hace falta una decisión del Senasa de combatirla sistemáticamente, con un plan que no está. Lo cierto es que está muy aceitado el sistema de alarma, denuncias, pero no los problemas en sí. Algunos productores están fumigando ellos mismos, pero no alcanza, tendría que haber una control sistemático y organizado", expresó el ruralista.

La información que manejan en la Sociedad Rural local es que puntualmente se sabe de algunos productores que fueron afectados severamente por el paso de los insectos, pero aún no hay un registro sobre pérdidas que ha generado hasta el momento.

Medina coincidió en que en ninguna de las provincias se ha hecho una cuantificación de los daños que ha ocasionado la plaga desde que ingresó a la Argentina en mayo pasado. "Este debe ser uno de los impactos más importantes que tuvimos hasta ahora", concluyó el especialista del Senasa.

La Nación - Belkis Martínez