Miércoles, 26 Agosto 2020 02:26

Maquinaria agrícola. "La tecnología va por el ascensor y la capacitación por la escalera", advierten

"La tecnología va por el ascensor, y la capacitación por la escalera". Con esta frase, el presidente de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma), Néstor Cestari resumió una idea en la que coincidieron los participantes del panel "De la ruta de la agrónica a los fierros", que se realizó en el congreso de Aapresid "Siempre vivo, siempre verde", que se desarrolla en forma virtual. Cestari dijo que los avances tecnológicos que tiene hoy la maquinaria agrícola no pueden aprovecharse en plenitud cuando no hay un conocimiento acorde en quienes operan los equipos. "El 50% es tecnología y el otro 50% es humano", opinó.

El consultor en mecanización agrícola Ricardo Martínez Peck enfatizó que los futuros operarios deberían estar "mejor formados desde la base, desde la escuela primaria". Sostuvo que la brecha entre la realidad y las necesidades de conocimiento "es cada vez más grande". Para el especialista, es esencial poner el foco en las escuelas agrotécnicas.

Al respecto el asesor y docente Germán Michetti, señaló que hay una crisis entre el avance tecnológico y la formación de los alumnos. Esto, explicó, se está revirtiendo en lugares como la escuela agrotécnica de Pergamino con cursos de capacitación extracurricular. "El operario de la máquina pone en contacto el equipo y la biología", recordó.

En esa mejora de los conocimientos, dijeron en la charla, es clave el papel de los contratistas. "El 70% de la superficie agrícola es trabajada por los contratistas", dijo Marcelo Testa, que maneja una empresa que opera en 8000 hectáreas y, a su vez, arrienda otras 1000 hectáreas como productores. "Hoy los contratistas tenemos que conocer de agronomía, de mezcla de productos y ser un poco mecánicos, un poco carpinteros, un poco psicólogos y un poco serenos", contó. Como pyme familiar que emplea a 18 personas, explicó que ellos mejoraron la forma de trabajar cuando se decidieron a certificar por normas de calidad ISO. "Evolucionamos como empresa, le dimos trazabilidad a nuestro trabajo", sostuvo.

El operador ideal

En tanto, Martínez Peck consideró que quienes trabajan en maquinaria agrícola tienen que ser "operadores polifuncionales". Y elaboró el siguiente listado con las habilidades, conocimientos y personalidad ideales para quien opere una una maquinaria.

-Debe monitorear equipos, tableros, indicadores y diales

-Controlar los procesos operativos de la maquinaria

-Resolver problemas, identificar causas y encontrar soluciones

-Reparar fallas

-Evaluar la calidad de los procesos

-Contar con perspectiva social y visión de conjunto

En cuanto a los conocimientos requeridos, dijo que tienen que saber de:

-Mecánica general

-Agrónica (Parte de la agronomía que estudia la aplicación de nuevas tecnologías a la agricultura)

-Hidráulica

-Agronomía básica

-Informática básica, manejo de archivos

-Seguridad y ergonomía

-Matemática básica

-Primeros auxilios

Y en cuanto a las actitudes y personalidad, enumeró:

-Ser escuchador activo y repreguntador ordenado

-Saber transmitir verbalmente sus ideas

-Contar con pensamiento crítico

-Saber cómo organizarse para las rutinas y ser metódico en el mantenimiento

-Ser capaz de coordinar con otras personas

-Monitorearse a sí mismo

-Detallista

-Analítico

-Autocontrol

-Tolerancia al estrés

-Independencia

-Trabajar en equipo

-Persistente

-Liderazgo

-Cooperación

-Adaptabilidad y flexibilidad

-Confiabilidad e integridad

Martínez Peck puntualizó que hoy los jóvenes demandan "condiciones laborales dignas, tener conectividad, ir al pueblo más seguido, relacionarse con líderes más que con jefes, lograr premios por productividad y que haya un clima de diálogo".

La Nación - Cristian Mira