Jueves, 03 Septiembre 2020 02:30

Lluvias en Córdoba traen alivio a 500.000 hectáreas de trigo en peligro por la sequía

Los productores agropecuarios de Córdoba celebraron la llegada de una nueva tanda de lluvias, que en muchas zonas de la provincia significan el primer aporte de agua en más de cuatro meses. El pasado 26 de agosto se habían registrado hasta 34 milímetros, pero con tormentas focalizadas en diversas localidades. En cambio, septiembre comenzó con descargas que alcanzaron a casi todos los rincones de la provincia: solo el extremo sur de Córdoba (parte del departamento Río Cuarto y todo General Roca), no recibieron agua, según los datos de la red de estaciones meteorológicas de la Bolsa de Cereales provincial.

En promedio, hasta las 10 AM de este miércoles, la franja del sudeste y centro de Córdoba había recibido lluvias de entre 10 y 25 milímetros, con picos por encima de 30 como los ocurridos en Ballesteros (36) y Hernando (33,6).

Se trata de un alivio importante para el crítico escenario de déficit hídrico que viene sufriendo la provincia, con lluvias que desaparecieron a partir del otoño, y llevaron a que ya se proyecte que la cosecha de trigo podría ser la peor en siete campañas, con una caída del 51 por ciento en su valor bruto.

Entre mayo y agosto lo normal es que en Córdoba lluevan unos 45 milímetros. Los datos registrados por la Bolsa cordobesa muestran que, en el mejor de los casos, apenas se llegó a cubrir la mitad de esa cifra.

 

La consecuencia, según la entidad bursátil, es que el 43 por ciento de las 1,26 millones de hectáreas sembradas con trigo en la provincia están entre regulares y malas, no solo por la falta de agua sino también por los daños ocasionados por heladas.

Significa más de 540 mil hectáreas en peligro, y que podrían perderse completamente, si no llegan más precipitaciones que reviertan un escenario que incluso afecta al 57 por ciento restante que solo se conserva en buen a excelente estado debido al aporte de las napas.

Del mismo modo, desde la Facultad de Agronomía de Buenos Aires (Fauba) advirtieron que la sequía se agudizó en las últimas semanas y que Córdoba es uno de los territorios más complicados.

Adela Veliz, docente de la cátedra de Climatología y FenologíaAgrícolas de la Fauba, advirtió que “en Córdoba, a la deficiencia hídrica hay que sumarle la ocurrencia de heladas intensas, lo que resulta en un escenario muy desfavorable para el trigo. Tomando el perfil de un metro de profundidad, en Córdoba se advierte que ya se encuentra por debajo del punto de marchitez permanente”.

A través de imágenes satelitales, la Fauba elaboró además un índice de sequía que muestra el contenido de agua comparado con los 20 años anteriores.

Otra investigadora de esta universidad, María Elena Fernández Long, precisó que “si bien normalmente en Córdoba hay poca agua en el suelo en esta época, hoy hay mucho menos. Y en varias zonas de esta provincia, Formosa y el Chaco están ocurriendo casos de sequías extremas, con valores de agua en el suelo nunca antes registrados desde el 2000 al presente”.

Para peor, la Fauba también recuerda el último pronóstico trimestral del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), que augura un escenario de precipitaciones inferiores a las normales entre septiembre y noviembre, y que La Niña tiene más de un 50 por ciento de probabilidad de ocurrencia hasta fin de año.

 

Precipitaciones

Lo concreto es que este miércoles llegaron a Córdoba lluvias que permiten esperanzarse con un escenario que revierta la pérdida de rindes que ya se calcula de hasta 50 por ciento en el trigo.

Además de Ballesteros y Hernando, los mayores valores registrados por la red de estaciones de la Bolsa de Cereales provincial estuvieron en Guatimozín (30), Santa Eufemia y Arroyo Cabral (26), Alejo Ledesma, Pascanas y Canals (24), Pueblo Italiano, Noetinger, General Deheza y Monte Maíz (23), Isla Verde (22), El Florentino, General Roca, Ordóñez y Alto Alegre (21), y Arias (20).

Entre 15 y 20 milímetros estuvieron Las Gamas, Ucacha, Bengolea, La Carlota, Arroyo Algodón, Pasco, Etruria, Bell Ville, Inriville, Pilar y Altos de Chipión.

Entre 10 y 15, en tanto, La Cesira, Corralito, James Craik, Leones, General Baldissera, Corral de Bustos, Alta Gracia, Cosme, Las Junturas, Villa del Rosario, Calchín, Las Varillas, Colonia Prosperidad, Balnearia, Morteros y Colonia 10 de Julio.

En los departamentos del norte provincial, los guarismos fueron inferiores a cinco milímetros.

Image

La Voz del Interior – Favio Ré