Jueves, 03 Septiembre 2020 02:27

Vicentin envuelta en más rumores de venta de activos y polémica

En las últimas horas, luego de que el Grupo Vicentin confirmara la venta del frigorífico Friar al fondo de inversión Baf Capital, no solo se abrió una polémica ante el no avance de la Justicia en la inhibición de bienes sobre el entramado societario que conforma la agroexportadora, sino que también comenzaron a correr fuertes rumores de venta de más activos del Grupo. La sindicada era la empresa Buyanor, firma que los Vicentin tienen en asociación con el supermercado Maxiconsumo.

Lo cierto es que en las últimas horas hubo un cambio de directorio en Buyanor, desplazando al líder de la firma Roberto Vicentin, pero en los papeles la empresa todavía no ha cambiado de manos, según explican desde la propia Vicentin.

En concreto desde la agroexportadora no niegan que están en negociaciones para vender otros activos que conforman el Grupo. Incluso la firma Buyanor también sería número puesto para una posible venta, según indican desde el sector, ya que el interés de Maxiconsumo para hacerse de la totalidad de las acciones es concreto, pero hasta el momento no se ha cristalizado.

Los mismo sucede con Renova, el complejo agroindustrial que Vicentin tiene en asociación con Glencore. Semanas antes que la agroexportadora se declarara en “estrés financiero” procedió a vender poco más del 16% de las acciones de la empresa de biodiésel a la firma extranjera. En tanto, a partir de ahí también se habría abierto una segunda instancia de negociación para venderle la totalidad de las acciones. Pandemia mediante, esos planes se ralentizaron.

Esta transacción también es parte de la investigación que están llevando adelante el Comité de bancos internacionales en la justicia de los Estados Unidos. Según explican, Vicentin, antes de proceder con la venta de parte de las acciones estaba comprometido a informarle a sus acreedores internacionales, quienes incluso fueron los principales prestamistas de la agropexportadora para que levante a esta gigante del biodiésel.

En la práctica, según el escrito de los bancos internacionales ante la justicia de Estados Unidos, la agroexportadora no les comunicó la operación y en paralelo remarcaron la necesidad de acceder a información financiera y societaria para “entender a dónde fueron a parar u$s400 millones”.

El quid de la cuestión está en el entramado societario del Grupo y eso mismo también busca esclarecer el Comité Provisorio de Acreedores (CPA) conformado por el Banco Nación, el holandés FMO y la cooperativa ACA en el marco de la causa del concurso de acreedores local, en la que solicitaron la apertura de una auditoría forense sobre las cuentas de todas las firmas que conforman Vicentin Family Group.

La gota que rebalsó el vaso y por la que se esperarían más presentaciones judiciales por parte de sus acreedores, vino de la mano de la venta de activos. Justamente lo que el propio grupo negaba tiempo atrás que iba a suceder y lo que inclusive el Gobierno alegaba cuando intentó la intervención, ante la posibilidad de un vaciamiento que llevaría a la incobrabilidad de las deudas que superan los u$s1.400 millones.

En este contexto, Claudio Lozano, el director del Banco Nación, advirtió ayer en un comunicado que la venta del frigorífico Friar “confirma la operación de vaciamiento y saqueo que este grupo empresario perpetró sobre la banca pública y los productores argentinos”.

Ámbito Financiero – Yanina Otero

 

Delgado: "El default de Vicentin alteró el financiamiento y comercio de granos de la Argentina"

Periodista: ¿Cómo analiza la situación de Vicentin luego de la fallida intervención en la que usted particularmente iba a ocupar un rol muy relevante?

Gabriel Delgado: Lo que se hizo, ante todo, fue respetar la decisión del Juez que lleva adelante el concurso de acreedores. Concretamente el Presidente de la Nación decidió que siga la cuestión por el concurso y como ciudadanos hoy todos tenemos, a través de su deuda con el Banco Nación, un tercio de sus acreencias. También es importante remarcar que realmente lo que sucedió con Vicentin es muy grave. Mucho más de lo que se cree, o en realidad de lo que todos nosotros creemos y me incluyo. Los activos no valen nada, es una deuda impagable, está dañada en su reputación y hay que conseguir ocho millones de toneladas de soja para que vuelva a moler a full en su capacidad. Algo realmente muy complicado y por eso es difícil saber cómo va a terminar esta película.

P.: Uno de los puntos que mencionaba el Gobierno era que si el Grupo no se intervenía iba camino al desguace, ¿cómo analiza los últimos movimientos respecto a las ventas de activos, justamente está sucediendo lo que ustedes decían?

G.D.: Y sí, pero como dije antes, la decisión del Gobierno es que avance el concurso y la intervención ya se descartó, realmente mucho más no se puede hacer.

P.: Otra cuestión que está saliendo a la luz es el papel de los bancos internacionales a los que Vicentin les debe en conjunto u$s500 millones y que a su vez son los mayores prestamistas del agro local a través de la prefinanciación de exportaciones ¿Cree que el default de la empresa puede afectar al acceso al crédito de todo el sector?

G.D.: Por supuesto, esto ya está teniendo implicancias internacionales y no tengo ninguna duda que el default de Vicentin alteró el financiamiento y el comercio de granos de la Argentina. Lamento profundamente que el Presidente no haya puesto este punto tan clave para el país y el sector en los considerandos del decreto.

P.: ¿Cómo sigue el plan para crear una empresa para potenciar el segmento agro de YPF?

G.D.: Seguimos trabajando en voz baja en este proyecto tan importante. El plan es crear una sociedad anónima para tener una empresa de referencia en el sector agropecuario.

P.: Estimo que el rol del canje de granos y la relación con los productores tendrá un papel clave en ese plan.

G.D.: Por supuesto, eso inclusive será mucho más valioso que lo que se podía hacer con Vicentin. Personalmente mi apuesta siempre fue esa, el día que se anunció la intervención de Vicentin, en realidad se estaba anunciando la creación de YPF Agro y mi objetivo siempre fue ese. En este momento estamos retomando esa agenda que se inició de manera tan tortuosa y creo un poco torpe por parte del Gobierno y también fue un poco torpe la reacción de los productores. Lo cierto es que ahora que el Gobierno se retiró del plan de intervención los productores están viendo la gravedad del default de Vicentin y sus implicancias.

Ámbito Financiero