Lunes, 14 Septiembre 2020 02:28

Bancos privados preparan propuesta por Vicentin

Los bancos internacionales que figuran entre los acreedores de Vicentin avanzan sobre una propuesta que podría allanar el camino para que la novela de Vicentin llegue a su fin. Este grupo, junto a la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) y otras empresas que esperan que se resuelva la deuda de la agrícola, pretenden conformar un fideicomiso en el que Vicentin depositaría sus acciones.  Luego de esto, se comenzarían a negociar las diferentes opciones de quita, venta y capitalizaciones de deuda, entre otras que se deberán resolver, siempre en el marco de concurso de acreedores por el que atraviesa la firma agrícola.

Esta estrategia es muy similar a la que había propuesto el Gobierno a través del gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, aunque para la compañía en default la gran diferencia es que en la iniciativa oficial quien estaría al frente del fideicomiso era justamente el Estado santafecino, en representación del Nacional.

Ahora, al ser los privados quienes encabezarían el proceso, se abre una puerta que hasta el momento no se había habilitado. Es que Vicentin no estaba en contra del mecanismo del fideicomiso como herramienta en sí, sino de la forma en que la estructura se iba a llevar adelante.

La idea es incluir dentro de este grupo a todos los acreedores financieros y comerciales, entre los que también aparece el Banco Nación (que reclama una deuda superior a los u$s 300 millones). 

El Comité de bancos acreedores de Vicentin está formado por seis instituciones financieras internacionales: IFC (Corporación Financiera Internacional, parte del Grupo del Banco Mundial), FMO (Banco de Desarrollo controlado por el Estado holandés), ING, Rabobank, Natixis y Credit Agricole.

Una vez que finalice la gestación de esta idea, este grupo lo presentará al concurso para que sea aprobado.

Según pudo saber El Cronista, al menos por el momento las chances de que tenga un buen final son importantes. De hecho, durante los últimos días se sucedieron algunos encuentros entre los directivos de Vicentin y representantes de sus acreedores, de modo de poder conformar una estrategia que luego en la Justicia pueda tener un resultado satisfactorio. 

Incluso, algunas fuentes consultadas sostienen que el Gobierno ya está también al tanto de esta iniciativa, no solo porque hay empresas estatales entre los acreedores de la firma santafesina, sino además porque pretenden terminar de una vez con este tema, y con sus actuales dueños fuera de la compañía.

El Cronista – Matías Bonelli