Viernes, 30 Octubre 2020 02:28

El juez del concurso volvió a fallar a favor de Vicentin

El juez civil y comercial que lleva adelante el concurso de acreedores de Vicentin, Fabián Lorenzini, homologó contratos de fasón de la agroexportadora, que le representarán ingresos de entre u$s 80 y u$s 100 millones anuales. También rechazó el pedido de la Afip y el Banco Nación de frenar la venta del frigorífico Friar. Ambas decisiones del juez Lorenzini benefician a la empresa cerealera santafesina, que defaulteó u$s 1.400 millones. Lorenzini homologó los contratos de manufactura de un producto por mandato de un tercero que Vicentin rubricó con el Grupo Olio, de Rosario, a través de su exportadora Díaz & Forti.

El convenio contempla que el Grupo Olio procese y embarque en las plantas de Vicentin ubicadas al norte de Rosario 300.000 toneladas de soja y 50.000 de girasol al mes durante los próximos dos años, indicaron fuentes del mercado.

Se estima que tras superar la instancia judicial de homologación, Vicentin tendrá un ingreso anual de entre 80 y 100 millones de dólares.

El Grupo Olio, originario de Rosario y con intereses en ganadería y el sector frigorífico, ya había realizado anteriores contratos de fasón con la agroexportadora concursada.

Así, el grupo local continuará con la operatoria en las plantas de molienda de Vicentin ubicadas en las localidades de San Lorenzo y Ricardone, en las que también posee terminales portuarias.

Por otra parte, en una resolución firmada ayer, el juez Lorenzini rechazó la petición de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y el Banco Nación (BNA) para que declarara “ineficaz” la venta del frigorífico Friar, perteneciente a Vicentin.

El pronunciamiento de Lorenzini se dio luego de que el juez rosarino Nicolás Foppiani dictara el 18 de septiembre pasado una medida de no innovar para impedir la venta de activos de Vicentin, que se concretó luego de que el Grupo se desprendiera del frigorífico Friar,.

Claudio Lozano, director del Banco Nación, sostuvo que “bajo la batuta del juez Fabián Lorenzini el Concurso donde se tramita la estafa de Vicentín, no hace otra cosa que acumular irregularidades”.

La Capital (Rosario)

 

Vicentin: los presuntos balances falsos detonan una nueva denuncia

En el marco de la causa penal que se instruye en Rosario como consecuencia del default de Vicentin, el acopio Commodities SA, perteneciente al poderoso grupo corredor Grassi, presentará hoy —en carácter de acreedor y querellante— un pedido de investigación de la presunta comisión del delito de balances falsos por parte de la agroexportadora.

Tomando como parámetro el balance 2019 entregado por Vicentin siete meses después de su presentación en concurso preventivo —febrero pasado—, Hugo Grassi, patrocinado por los abogados Viviana Cosentino y Gustavo Feldman, solicitará que se investiguen supuestas rendiciones de cuentas falsas, delito ya denunciado por otros acreedores ante el fiscal Miguel Moreno (Unidad de Delitos Económicos).

A su vez, el planteo de Commodities SA prácticamente cierra el círculo de acreedores comerciales que decidieron accionaron penalmente contra la agroexportadora.

El acopio de granos se considera “víctima” de la presunta estafa bajo la lupa de Moreno y, en su presentación, hace hincapié en el objetivo que persiguió Vicentin al presentar el concurso preventivo en Reconquista (cabecera del departamento General Obligado), “ciudad en la que tienen un gran dominio todos los integrantes” del grupo en cesación de pagos y donde “estratégicamente decidieron fijar el domicilio de su sede, pese a que el giro comercial y operativo se desarrolla en Rosario”.

Asimismo, el planteo advierte sobre la concepción por parte de Vicentin de “una aparente solvencia que le permitió acumular una gran cantidad de stock de cereal entregado por distintos productores, acopios y cooperativas, con precio a fijar, y obtener importantes créditos de diversas entidades bancarias para ir financiando el esquema defraudatorio, mientras desviaban los activos de la sociedad hacia otros entes que crearon con esos fines”.

En esa línea, la presentación del grupo Grassi, con más de 130 años en el mercado de granos, advierte que los responsables de la cerealera “habrían adulterado los balances, contabilizando falsos activos y ocultando el verdadero pasivo, para mostrar un superávit que no era tal”.

Commodities SA es uno de los máximos acreedores comerciales de Vicentin, sólo superado por la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), y tiene una fuerte presencia en la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

A principios de octubre, la agroexportadora en default había sumado una denuncia penal de bancos internacionales por supuesta estafa.

Allanamiento

En tanto, el Banco Nación (BNA) fue allanado ayer a pedido del fiscal federal Gerardo Pollicita, en el marco de la causa que investiga los créditos irregulares que el directorio de la entidad ofreció a Vicentin durante el gobierno de Mauricio Macri.

Una semana atrás, las actuales autoridades del BNA (acreedor) habían denunciado a la cerealera por supuestos balances falsos.

La Capital (Rosario) – Javier Felcaro