Miércoles, 04 Noviembre 2020 02:28

Vicentin: un grupo de acreedores se concentran para reclamar jueces y síndicos independientes

A diez meses de que el Grupo Vicentin admitiera que estaba ahogado financieramente y siete meses del comienzo del concurso en la Justicia, un grupo de acreedores se concentrarán hoy al mediodía en Rosario para reclamar que no les pesifiquen las deudas. Se reunirán en calle Paraguay al 700, en pleno centro rosarino y frente a las oficinas de la sindicatura Baravalle & Granados. En un comunicado que se viralizó entre los acopios, corredores, cooperativas y productores, a los que Vicentin les debe mucho dinero, se indica que los acreedores comerciales necesitan jueces y síndicos independientes. En este sentido recuerdan que el concurso de acreedores se abrió sin el balance, lo que incumple la normativa vigente.

Los acreedores indican que el objetivo de la movilización es evitar una estafa penal y procesal, “que tiene como único fin el vaciamiento de la empresa”.

Y en lo que es un punto central también le reclaman a la justicia que evite la “licuación de la deuda”, al llevar a pesos un pasivo que por ser granos está atado a la cotización del dólar. La deuda de Vicentín supera los U$S 1.350 millones.

Hace unos días, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) también realizó fuertes críticas a los directivos de la empresa. “En los balances se destaca el súbito desequilibrio entre valores y ratios de los balances de ejercicios anteriores, lo que impacta en el activo y pasivo de la empresa y motivó recientes denuncias imputativas a la empresa y miembros del directorio, presentadas por acreedores nacionales y extranjeros como también del Banco de la Nación Argentina en torno a estafas, defraudaciones y balance falso, entre otras figuras típicas penales”, advierte el comunicado.

La Bolsa rosarina señala que el desarrollo del trámite concursal -en resguardo de la masa de acreedores- debe procurar disminuir en todo lo posible el durísimo impacto que la situación cambiaria e inflacionaria causa en las acreencias.

Y en el segundo punto es que considera de suma importancia que se arbitren los medios necesarios para el pronto esclarecimiento de las denuncias efectuadas, la consistencia y veracidad de la información de los estados contables presentados y el volumen de los pasivos por compras de mercadería en condiciones a fijar precios y su exposición en los balances.

Clarín