Viernes, 06 Noviembre 2020 02:26

Para los referentes de la cadena semillera, la tecnología y la genética marcan el futuro del crecimiento de la producción

Anteayer finalizó el 1er Congreso Argentino de Semillas, evento virtual del que participaron más de 2.000 asistentes, y organizado por la Asociación de Laboratorios Agropecuarios Privados (ALAP) y Co-organizado por la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Córdoba. El encuentro contó con la participación de 118 disertantes del sector público y privado, nacionales e internacionales, que compartieron conceptos sobre desarrollo e innovación en el mundo de la semilla.

Los ejes del Congreso fueron: “La sanidad y la seguridad alimentaria”, “Los desafíos presentes y futuros en el marco legal y regulatorio”, “La genética y la verificación de especies y cultivares”, “El análisis de calidad de semillas” y “La producción de semilla de calidad y la aplicación de innovaciones tecnológicas”.

Mercedes Scandiani, presidenta del Congreso, felicitó a los disertantes, a todo el equipo organizador y agradeció el apoyo de empresas, entidades e instituciones que permitieron hacer realidad el encuentro virtual. “Estamos muy contentos de haber concretado este proyecto con tanta participación. Es sólo el comienzo de un espacio que seguirá creciendo porque los recursos profesionales y el interés por el mundo de la semilla está instalado”, señaló.

Durante la inauguración del Congreso, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, reiteró el compromiso para continuar trabajando en la articulación desde las distintas áreas de la cartera agropecuaria con las empresas, productores y universidades del país. “Desde el ministerio compartimos la importancia de propiciar el intercambio de conocimientos y experiencias porque es el camino que permite seguir avanzando hacia las mejores oportunidades y desarrollos acordes a las necesidades de nuestro país y para el crecimiento del sector”, expresó.

Uno de los paneles que se desarrolló durante el evento, fue el denominado “Desafíos 2020-2025”, en el cual el Gerente General de la Asociación Semilleros Argentinos (ASA), Alfredo Paseyro, analizó los cuatro factores que forman parte de la agenda de la entidad para los próximos años: Mejoramiento genético, Sistema Regulatorio, Integración de las cadenas comerciales, y Comunicación. Además, expresó: “Esta pandemia nos va a dar oportunidades, pero hay que trabajar desde el concepto de la tecnología y la calidad. Argentina hoy cuenta con un proyecto que es el del Consejo Agroindustrial Argentino”.

A su turno, el Ing. Leandro Barcos, de la Asociación Argentina de Girasol (ASAGIR), habló sobre el presente institucional de la cadena de la oleaginosa y el mercado de los aceites. “El girasol forma una parte importante en los volúmenes de aceites de semilla. Hemos trabajado muy bien en pos del incremento de producción/rinde en los últimos años, por lo que Argentina puede abastecer parte de la gran demanda de aceite de girasol a nivel mundial”, señaló.

Por su parte, el presidente de la Asociación Maíz y Sorgo Argentino (MAIZAR), Alberto Morelli, aseguró: “Los semilleros lograron un gran trabajo en el mejoramiento genético que nos dieron un plus de rendimiento. Hicieron que Argentina sea un destacado proveedor de maíz y sorgo en el mundo”. Al tiempo que destacó: “Vemos oportunidades en el maíz. La edición génica es una herramienta muy importante para generar nuevos híbridos con mayores condicionamientos y mejoras”.

Soja y Algodón

En representación de la cadena de la soja, el Ing. Agr Martín Ambrogio de ACSOJA se explayó sobre el rol de las innovaciones tecnológicas en semillas en la resolución de problemas como tolerancia a herbicidas, resistencia enfermedades y plagas, tolerancia a sequia del HB4 y otros factores abióticos y calidad de granos.

Otro de los disertantes que participó del panel, fue el Ing. Agr. Rodolfo Rossi de PROSOJA, quien se refirió al rol del fitomejorador de soja y por otro lado destacó las herramientas con las que cuenta, que permiten eficientizar el trabajo y lograr mejoramiento genético.

Por último, el Ing. Prod. Agr. Pablo Vaquero de Genética Sustentable, disertó sobre las oportunidades del cultivo de algodón en materia de superficie, variedades, producción y fibra. “Argentina consolidó un sistema productivo los últimos años que puede superar el promedio de producción mundial”, sostuvo y presentó algunos puntos fundamentales para responder una pregunta clave: ¿Cómo lograr algodón sustentable?

Infobae