Martes, 10 Noviembre 2020 02:28

Santa Fe. La provincia propone aumentar un 24% el inmobiliario rural e impulsa una nueva moratoria

El gobierno provincial envió a la Legislatura el proyecto de ley impositiva con la política tributaria para 2021. La iniciativa propone aumentar un 22% promedio el impuesto inmobiliario urbano y 24% rural, aunque elimina para ese tributo el “factor de convergencia”, que impactaba en la valuación de las propiedades. También mantiene el régimen de estabilidad fiscal para las pymes, propone un nuevo plan de regularización de deudas devengadas al 31 de octubre, un sistema de incentivos a la economía del conocimiento y exenciones para los sectores afectados por la pandemia.

El ministro de Economía, Walter Agosto, señaló que si se aprueba el proyecto de ley, “ningún sector productivo verá incrementada su carga tributaria real en el año próximo”. Y aseguró que, como consecuencia de diversas medidas, “la presión fiscal global en 2021 será menor en la provincia de Santa Fe”.

En relación al impuesto inmobiliario, el año próximo se efectuará una actualización del 22% promedio en el Inmobiliario Urbano y del 24% en el Inmobiliario Rural. Para ambos casos se suspende la utilización de los coeficientes de convergencia, que aumentaban las valuaciones de los inmuebles a efectos de la determinación del impuesto. “Ello representa un esfuerzo fiscal importante de la provincia ya que generará una disminución en la emisión y por ende en la recaudación efectiva”, señalaron desde la provincia.

Asimismo, se mantiene el beneficio para los pequeños productores agropecuarios (hasta 50 hectáreas), que continuarán pagando el mismo impuesto inmobiliario real que este año, al tiempo que se establece un beneficio para contribuyentes cumplidores del inmobiliario rural y también urbano, eximiendo la cuota 6 de 2021 en la medida que hayan abonado el impuesto en los períodos 2019 y 2020.

Esto se complementa con descuentos especiales para pago de contado anticipado, que alcanzan a 20%, o del 10% por adhesión al débito automático, en los impuestos inmobiliario urbano y rural, como en el impuesto único sobre vehículos.

Por otra parte, se establece un régimen especial para el sector denominado Economía del Conocimiento, disponiéndose la adhesión a la ley nacional vigente que promociona dicha industria y genera en la provincia un marco jurídico específico de estabilidad fiscal y una exención por 10 años para el pago de impuestos provinciales a los ingresos brutos, sellos e inmobiliario.

El gobierno provincial plantea beneficios para sectores afectados por la pandemia. Así se establecen exenciones de las cuotas del régimen simplificado y de los saldos de declaraciones juradas de Ingresos Brutos y del impuesto a los sellos por el período septiembre 2020 a marzo de 2021. En el caso de impuesto inmobiliario se eximen las cuotas 2 a 6 de 2020 y 1 y 2 de 2021.

Los beneficios alcanzan a todos las categorías del régimen simplificado y los contribuyentes del régimen general con las siguientes actividades: Bares, restaurantes y similares; servicios de alojamiento, hotelería, residenciales, campings y similares; servicios de agencias de viaje y turismo y similares; servicios de transporte automotor de pasajeros para el turismo, de excursiones y similares; servicios profesionales y personales vinculados al turismo; servicios de explotación de playas y parques recreativos; venta al por menor de artículos o artesanías regionales; servicios vinculados a la organización de ferias, congresos, convenciones o exposiciones y similares; servicios para eventos infantiles; organización de eventos; servicios de soporte y alquiler de equipos, enseres y sonido para eventos; alquiler temporario de locales para eventos; servicios de peloteros; alquiler de canchas para práctica de deportes; jardines maternales y servicios de salones de baile y discotecas.

Se dispone también una moratoria, con la implementación de un régimen de regularización tributaria para deudas devengadas hasta el 31 de octubre de 2020, mejorando aún más las condiciones de los regímenes especiales vigentes este año, tanto en el plazo máximo de financiación, intereses y condonación de multas.

Para el caso de deudas exclusivamente generadas durante la pandemia y hasta el 31 de octubre de 2020, los planes propuestos permitirán a los contribuyentes regularizar sus deudas a valores históricos, sin intereses resarcitorios ni de financiación y en un plazo que podrá ser hasta 48 cuotas.

La Capital (Rosario)