Martes, 10 Noviembre 2020 02:28

El Río Paraná volvió a bajar y quedó cerca del mínimo registrado este año

En mayo de este 2020, el Río Paraná marcó un récord en su altura mínima para la ciudad de Santa Fe. El 21 de ese mes alcanzó los 48 centímetros, el nivel más bajo de los últimos 50 años. Tres meses más tarde, en agosto, se hizo notar la escasez de agua (60 cm el 15 de ese mes), dando a las claras que esta bajante tiene características históricas. Este martes a la madrugada, la última medición del Río Paraná en el puerto de la ciudad capital arrojó 58 cm, acercándose a los valores antes mencionados. A inicios de noviembre, el nivel estaba en casi el doble del actual (1,14 mts) y en tan solo 10 días bajó un poco más de medio metro. 

“Cascadas”   

En una reciente nota de El Litoral se anticipó que con el pico de bajante que se atraviesa actualmente, se producirían “saltos” o “cascadas” en el corazón de la Laguna Setúbal. El geólogo Carlos Ramonell le dijo a este medio que "los saltos de agua se podrán ver desde la costa, ubicándose en la Costanera Oeste a la altura de El Faro y mirando hacia el noreste".     

"No será una línea recta sino con forma variada. Y también está interferida por la presencia de algunos pozos de dragado", agregó el especialista. “Son antiguos sedimentos decamilenarios que en la actualidad no están cubiertos por fangos blandos y por lo tanto son más resistentes a la erosión. Así se forman estos saltos”, detalló.

“Pronóstico reservado”

En los últimos informes publicados por el Instituto Nacional del Agua se insiste en el panorama desfavorable para los próximos meses en relación a la altura del río. “La perspectiva de corto plazo sigue siendo desfavorable. No se esperan eventos que puedan aliviar sensiblemente la situación de escasez y bajante que predomina en la región. La tendencia climática con horizonte en el 31 de enero de 2021 sigue siendo desfavorable. No permite esperar una recuperación franca en los próximos tres meses”, publicaron desde el INA.

El Salado, también bajo

De acuerdo a los datos que brinda el Centro de Informaciones Meteorológicas de la FICH - UNL, el Río Salado también está bajo en la región. La última medición en Santo Tomé (27/10) arrojó un metro. La anterior (15/10) marcó 1,46 mts.

Diario El Litoral (Santa Fe)