Miércoles, 11 Noviembre 2020 02:28

Trigo transgénico: una entidad busca frenar en la Justicia la aprobación condicional

La aprobación condicional del trigo transgénico tolerante a sequía, desarrollado por Bioceres, quedó a un paso de judicializarse. La Federación de Acopiadores de Granos, que agrupa a las empresas de ese rubro, envió cartas documento a funcionarios del Ministerio de Agricultura de la Nación, que conduce Luis Basterra, y a la misma compañía, y anunció que irá a la Justicia para buscar la impugnación de la resolución oficial respecto de ese cereal. El mes pasado, la cartera de Agricultura autorizó el producto a condición de que Brasil, el mayor cliente individual del cereal argentino con un 45% de las compras, preste su conformidad con este evento transgénico. Tras esa novedad, 16 cámaras del agro, entre ellos los mismos acopiadores, se expresaron en contra de la decisión oficial, entre otros argumentos alertando posibles riesgos comerciales y mezcla entre el cereal común y el transgénico.

Ahora, la Federación de Acopiadores de Granos le envió cartas documento a Marcelo Alos, secretario de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Regional; Javier Preciado Patiño, subsecretario de Mercados Agropecuarios, y Joaquín Manuel Serrano, presidente del Instituto Nacional de Semillas. También hizo lo mismo con Bioceres Semillas y al Instituto Biotecnológico de Rosario (Indear). En tanto, la entidad del acopio dijo que acudirá a la Justicia para impugnar la resolución.

"Al titular de la Secretaría de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Regional de la Nación que conduce Marcelo E. Alos, firmante de la resolución que aprueba de forma condicional la liberación del trigo transgénico, la entidad lo responsabiliza por todos los perjuicios que esta decisión provocaría sobre el mercado nacional e internacional de trigo convencional, productos y subproductos derivados", indicó la entidad.

Tras la aprobación condicional, en su momento desde Bioceres señalaron que el cereal solo será comercializado si se produce la aprobación de Brasil como indica la resolución. En tanto, señalaron que para el modelo de negocios se apuntará a un sistema de identidad preservada bajo contrato donde la empresa será la dueña desde la semilla hasta eventualmente el producto en góndola.

"Vamos a ser muy cuidadosos porque queremos que sea una buena noticia que permita más oportunidades", dijo en su momento Federico Trucco, CEO de Bioceres. Según precisó se trabajará con Brasil y también otros países compradores de la región, Asia y el norte de África. "Brasil es un requisito del regulador y los demás países la realidad del negocio", subrayó en esa oportunidad Trucco.

En tanto, según los acopiadores, "se ha liberado sin fundamentos técnicos adecuados y eficaces un evento que va en contra de lo requerido por los consumidores internos y externos de trigo y harinas, que exigen productos libres de transgénicos. Así lo demuestra la desaprobación clara de los principales compradores nucleados en Abitrigo [cámara de la industria molinera] de Brasil, quienes informaron que no solo no comprarán esa producción transgénica sino que tampoco adquirirán más trigo argentino".

Hace unas semanas, en el vecino país la CNTbio, un organismo que entiendo sobre transgénicos, hizo una ronda de consultas para conocer opiniones sobre el trigo transgénico argentino. Allí Abitrigo, la cámara que señala Acopiadores, expresó su oposición.

En una entrevista reciente con LA NACION, el ministro Basterra dijo sobre la aprobación condicional: "Nosotros cumplimos con la normativa que define que, si hay un evento que cumple con los criterios de bioseguridad, de interacción ambiental, los criterios de mercados, no tenemos ninguna potestad de prohibirlo. Respetando todos los procedimientos lo que se hizo fue habilitar. Como había un campo de incertidumbre que es el posicionamiento de este tipo de producto en el mercado, tomamos en consideración el mercado más importante que tiene la Argentina. En tanto no se habilite el ingreso a Brasil no se habilita la producción comercial. Hemos recibido aplausos y reclamos. Así como hay 20 y pico que han reclamado hay otros 30 que están contentos. Nos ajustamos a la norma y la norma ya no tenía ninguna restricción para que no habilitemos el evento. Creemos que si Brasil habilita es una gran oportunidad para posicionar un producto que ha mostrado inocuidad para la salud y en el ambiente".

Respecto de Serrano, los acopiadores le solicitaron por carta documento que "exponga los fundamentos técnicos y científicos que han sido evaluados para autorizar esa superficie sembrada con el evento OGM, también las inspecciones para verificar las condiciones de bioseguridad en cada lote sembrado, el aislamiento, confinamiento, segregación y logística para evitar la contaminación con semillas de trigos convencionales, junto con el detalle de qué medidas y controles implementó para evitar la potencial deriva génica con trigo no GM y daños contaminantes en el mercado interno y externo de trigo".

En cuanto a Preciado Patiño, la entidad agregó que "se le solicita ponga a disposición el detalle de los análisis técnicos y comerciales nacionales e internacionales que fundaron la aprobación condicional del trigo, que exponga quiénes han sido los especialistas del mercado triguero consultados y cuáles fueron sus argumentos para liberar el primer trigo transgénico del mundo".

Los acopiadores dijeron que mandaron estas cartas "ante la negativa de las autoridades a recibir a los integrantes de la cadena (productores, acopiadores, molineros y exportadores) que buscaban exponer sus argumentos en rechazo a la aprobación del primer trigo transgénico".

Acopiadores también le envió una carta documento a Bioceres Semillas e Indear en rechazo y por eventuales perjuicios. Ante una consulta respecto de la misiva de Acopiadores, en Bioceres señalaron que "la carta fue respondida la semana pasada". La firma se mostró "extrañada porque no está produciendo semillas para comercializar". En tanto, hasta el momento no se conoció una postura del Ministerio de Agricultura.

La Nación