Miércoles, 18 Noviembre 2020 09:01

En 2021: por la suba de los granos al país ingresarán US$4400 millones extra

Por la suba de los precios internacionales de los granos, la cosecha total esperada de la campaña 2020/2021 se valorizó y permitirá ya aguardar un ingreso extra de US$4400 millones pese a que, contra una producción que inicialmente se proyectaba en 137,5 millones de toneladas de granos, ahora se ubicaría cuando se recolecte en 129 millones de toneladas.

Así lo estimó, entre otros analistas, Gustavo López, de la consultora Agritrend. Según el experto, la mejora de los precios internacionales (en el caso de la soja, por ejemplo en la Bolsa de Chicago se encuentra en el precio más alto de los últimos cuatro años, con US$429,81 por tonelada la posición enero) hizo que el ingreso por divisas pase de US$28.500 millones a US$32.900 millones, lo que da los US$4400 millones adicionales estimados.

Para López, además habrá una mejora del ingreso que el Estado puede esperar por retenciones. "Se proyectaba un ingreso de casi US$6800 millones de recaudación por retenciones y ahora van a ingresar unos US$7700 millones, casi 1000 millones de dólares más", afirmó.

Según el analista, lo que impulsa el incremento de divisas es la soja. "Por más que se reduzca en alguna medida la exportación del poroto, va a entrar mas divisas por aceites y subproductos. De esos US$4400 millones de incremento en las divisas, unos 3700 millones de dólares pertenecen al complejo sojero. En cuanto a las retenciones, de los casi US$1000 millones adicionales, unos 870 millones corresponden a soja", indicó.

Eugenio Irazuegui, de Zeni, hizo un cálculo similar con respecto a la suba de precios sobre la cosecha 2020/2021. "Desde inicios de octubre hasta mediados de noviembre, la cosecha de los principales cultivos de nuestro país, soja, maíz y trigo, se valorizó en alrededor de US$4150 millones, de acuerdo a las actuales proyecciones de producción", explicó.

Agustín Tejeda, economista de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, destacó que en el nuevo escenario la recaudación por retenciones "llegaría a los US$7500 millones". Pero, más allá de la nueva cosecha, se refirió a un efecto sobre la actual campaña. En rigor, de la cosecha 2019/20 de 51,5 millones de toneladas de maíz todavía quedan 15,2 millones de toneladas sin precio y en soja, de 49 millones de toneladas quedan 21 millones de toneladas sin precio. "La cosecha 2019/20, si bien ya ha sido comercializada en su mayor parte, también se ve beneficiada por los mayores precios", aseguró el experto.

Explicó que el mercado internacional se ha visto afectado por grandes elementos de incertidumbre "que han imprimido una gran variabilidad a las cotizaciones". Dio un panorama actual para los precios, con el valor de la cosecha nueva que ha subido considerablemente en relación con lo que se había estimado en el lanzamiento de campaña que hizo la entidad en septiembre pasado.

"Pasamos de precios mínimos a mediados de año a los mayores precios desde 2016. La recuperación de la demanda china, la menor cosecha norteamericana, la sequía afectando Sudamérica y la debilidad del dólar están entre las causas de la gran recuperación", dijo.

Ariel Tejera, de Grassi, dijo que en la Bolsa de Chicago desde principios de noviembre la soja subió cerca de un 10% para llegar a ubicarse sobre los US$429 por tonelada. "Para contextualizar, en los últimos cinco años, solo en cuatro sesiones la soja cerró por encima de US$430 por tonelada. El mercado permanece muy firme, apoyado en el apetito mostrado por China, una cuota de incertidumbre por el clima en Sudamérica y un escenario muy ajustado en Estados Unidos", indicó. "Los últimos números del USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) aportaron combustible a los precios, al proyectar una relación stock/consumo de 4,2%, resultado mínima desde 2013/14. El contexto arrastró valores internos", añadió. Tejera precisó que la soja a la cual los productores argentinos todavía no le pusieron precio del ciclo 2019/2020 se valorizó ya en US$320 millones.

El factor clima

Para Pablo Andreani, en tanto, hoy el mercado de soja depende del factor climático en Brasil. "La falta de lluvias en ese país produce un fuerte atraso en las siembras y genera preocupación en los operadores mundiales", opinó y agregó que el aumento de precios a nivel mundial de la soja en los últimos 30 días "le ha permitido a la Argentina mejorar el ingreso de divisas en un nivel adicional con respecto a la situación de un mes atrás".

Tejada, por su parte, estimó que los recortes en las toneladas de la cosecha podrían ser aun mayores: "La cosecha 2020/21 se estima un 7% menor a la anterior y puede sufrir nuevos recortes por el clima que estamos atravesando y los pronósticos para los períodos críticos de definición de rendimiento de los granos gruesos".

Por último, opinó que se debe ser prudente ante los pronósticos y tratar de capturar las actuales cotizaciones con las distintas herramientas de cobertura. "Si bien hay factores que permiten pensar en niveles de precios sostenidos para 2021, hay que ver lo que pueda suceder con los precios. Este año estuvo caracterizado por una importante variabilidad, y gran parte de las fuentes de incertidumbre aún se mantienen para el año entrante", concluyó.

La Nación - Mariana Reinke, con la colaboración de Fernando Bertello