Jueves, 19 Noviembre 2020 02:27

Impuesto a la riqueza: fuertes críticas del agro tras la media sanción del proyecto en la Cámara de Diputados

Finalmente, la Cámara de Diputados le dio media sanción el miércoles a la madrugada al impuesto a la riqueza denominado "Aporte Extraordinario a las Grandes Fortunas" que alcanza a las personas con patrimonios mayores a $ 200 millones y desde las entidades del campo criticaron fuertemente la iniciativa que fue impulsada por Máximo Kirchner. "Es engañoso que se denomine Aporte Solidario, cuando en realidad es un tributo y más específicamente un impuesto. Aquí no hay consenso ni métodos claros, entonces los caminos comienzan a ser angostos, pedregosos y en subida", disparó en primer lugar Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro.

Para el titular de la entidad, que integra la Mesa de Enlace, la visión política es que el Estado aliente a los que invierten y producen, intentando remendar la deuda externa y buscando una base sólida en los distintos estamentos. "Necesitamos que las políticas de Estado sean consensuadas, porque cuando hay consenso, ahí sí, surge la solidaridad", agregó.

En este sentido, Iannizzotto se mostró a favor de aportar una contribución única, especial y solidaria frente a un marco de emergencia. "Lo que solicitamos es que sea consensuado, porque también en el universo de los afectados por la crisis están nuestros productores, por ello la intención es que se revise cómo se contempla al sector productivo y que se analice en la Ley", añadió.

"Argentina tiene una altísima presión impositiva sobre los que invierten y producen, por caso, es el segundo país con mayor presión impositiva a las empresas, y si bien este impuesto grava a las personas físicas, todos sabemos que en el ámbito de la producción agropecuaria muchos campos productivos están a nombre de personas físicas y en sucesiones indivisas», agregó Iannizzotto tras la aprobación del impuesto a la riqueza.

Según el comunicado de Coninagro, antes de la modificación del dictamen de proyecto de ley, en el cual los sujetos alcanzados debían posicionar los bienes al 31/12/2019, los $200 millones equivalían a U$s 3.350.645. Posicionando los bienes a la fecha eventual de entrada en vigencia de la ley, cayó un 25% el equivalente en dólares, por lo que se alcanzaría de una forma más fácil el aporte respecto de los sujetos.

"Tratar esto como un problema de ricos y pobres es plantear una dialéctica ideológica, las situaciones complejas se encaran con una mirada integral", sostuvo el dirigente.

Por su parte, Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) se sumó a las críticas. "El debate sobre el impuesto a la riqueza es un capítulo más de la saga interminable que la política escribe mandato tras mandato sin ir a la cuestión de fondo: el control del gasto público", enfatizó.

"Hoy nos ocupa un nuevo impuesto que, como tantos otros, nace en una emergencia de las tantas que transitamos. Sabemos que esta medida no es la solución, porque desalienta la inversión, pero fundamentalmente evita la discusión de fondo: Cómo y por qué un país que tiene todo, es cada vez más pobre, más lento y burocrático en tiempos en los que el mundo avanza vertiginosamente y que ofrece generosamente modelos para copiar. Y sin embargo, insistimos en los errores", agregó.

Para Chemes, el problema es la falta de confianza en el peso y la ausencia de medidas de raíz que ataquen estructuralmente la fuga constante de dineros a través del agujero negro y sin fondo del gasto público.

"El Estado es, en síntesis, como la casa de uno donde no se puede gastar más de lo que entra. En el medio de la vorágine, del oficialismo y de la oposición, hay 44 millones de argentinos que son, en el mejor de los casos, el jamón pero en casi todos, la mortadela del sándwich", graficó el dirigente.

A quiénes alcanzaría el impuesto

Iannizzotto ejemplificó: "Si hay personas que han invertido en maquinaria, innovación y tecnología, no son personas ricas desde el concepto socio-ideológico, sino que son personas o empresas que están tratando de fomentar una alimentación saludable y sustentable. Este impuesto alcanza a muchas pequeñas y medianas empresas y productores".

En cuanto a la base imponible, el comunicado de Coninagro remarcó que la misma se determinaría considerando el total de los bienes de los que sean titulares los sujetos alcanzados, incluyendo los aportes a trust, fideicomisos, fundaciones de interés privado y demás estructuras, participación en sociedades u otros entes de cualquier tipo sin personalidad fiscal y participación directa o indirecta en sociedades u otros entes de cualquier tipo, existentes a la fecha de entrada en vigencia de esta ley.

Asimismo, en relación a las alícuotas, el Proyecto establece tasas progresivas en función del monto imponible de los bienes, las cuales se incrementan cuando éstos se encuentran situados en el exterior.

 

La Fundación Barbechando también realizó un informe sobre a quiénes le correspondería pagar el nuevo tributo. Por ejemplo, el impuesto a la riqueza alcanzaría por ejemplo a un productor que compró un campo de 800 hectáreas a 4.000 dólares(2019: USD 1=$50) ya tiene un activo de 160 millones de pesos por el inmueble rural. Pero también se debe contemplar el activo productivo (semillas, herbicidas, fertilizantes, stocks anteriores , maquinaria propia) y alcanza el universo de los sujetos alcanzados.

Otro caso es el un productor agropecuario que invirtió en el desarrollo de una planta de biodiesel, con un aporte de capital en infraestructura de 80 millones, en un campo de 70 millones de valor fiscal, sumado al capital productivo, estaría en el orden de los 200 millones.

Por su parte, otro ejemplo es un productor que invirtió en una granja de cerdos de 400 madres, producción mediana, supera los 200 millones. O un productor de pollos parrilleros con 6 galpones ya es alcanzado por el impuesto.

Para el caso de productores ganaderos, agregó Barbechando, el nuevo impuesto contempla todos los activos de la sociedad productora, entre otros, todas las categorías de hacienda.

Las cooperativas no se encontrarían alcanzadas

Desde Coninagro informaron que las cooperativas no se encontrarían alcanzadas por este impuesto, aunque como las exenciones del Impuesto sobre los Bienes Personales no aplicarían para la liquidación del mismo, las personas humanas y sucesiones indivisas tenedoras de cuotas sociales de cooperativas, deberían incorporarlas en la base imponible del futuro impuesto, tal como se encuentra dispuesto en el proyecto de Ley.

"El cooperativismo argentino se caracteriza por su territorialidad y potencial. El mundo está esperando que Argentina pueda proveer alimentos. Tenemos que tomar la decisión de dejar de alimentar animales y producir para alimentar a seres humanos, y allí la ecuación cambiaría por el agregado de valor", comentó Iannizzotto.

Clarín