Martes, 02 Marzo 2021 02:30

Fuera de todos los planes, la región núcleo y La Pampa recibieron agua

De acuerdo al último informe de la Guía Estratégica para el Agro de la Bolsa de Comercio de Rosario, «El 60% de la región núcleo recibió lluvias durante los días 27 y 28 de febrero. Las lluvias fueron muy variables —10 a 110 mm— y alcanzaron las áreas que mejor venían provistas de humedad, tal como se muestra en la imagen de agua faltante para soja de primera al jueves pasado». «Canals registró el máximo acumulado: 110 mm. En Guatimozín se acumularon casi 70 mm. Se comenta de una feroz tormenta que dejó 150 mm en Monte Maíz pero acompañada con mucho granizo y con daños que aún no son posibles de estimar. De todas maneras, la oferta de agua ha sido muy importante para el centro y el sur de Córdoba con acumulados que en general han superado los 15 mm. Le sigue el sur de Santa Fe, dónde se destacan los valores de Rufino y Bigand de casi 40 mm», comentaron los analistas. El agua también alcanzó a llegar a parte del castigado NE bonaerense: desde General Pinto hasta Colón las lluvias estuvieron en torno de los 15 mm. La franja este de Santa Fe lamentablemente quedo sin recibir agua. El centro de alta presión ubicado sobre el Atlántico limitó el avance de la perturbación hacia el este de la región.

 

¿A qué se deben estas lluvias no anunciadas?

«La extrema variabilidad climática volvió a imponerse y a generar sorpresas, como los 10 a 40 mm que recibió gran parte de la provincia de La Pampa entre el 26 y el 27 de febrero. La dinámica regional atmosférica mostró fuertes cambios en los últimos días, favoreciendo el desarrollo de lluvias convectivas», afirman los investigadores. Este tipo de lluvias tiene el rasgo distintivo de ser puntuales y de generar eventos que pueden ser muy fuertes y violentos, como los que se dieron en Monte Maíz, y no están al alcance de ser detectadas por los algoritmos de los modelos que usan los pronósticos.

 ¿Qué se espera en el corto plazo?

«Se espera que siga habiendo continuidad de los desarrollos desde Córdoba hacia el norte del país en los próximos días. Los modelos muestran alguna probabilidad de lluvias para la región central a partir del jueves 4 de marzo, aunque muy limitados para el sur de Córdoba y sur de Santa Fe. En estas condiciones tan volátiles de la atmósfera, estos pronósticos hay que seguirlos día a día, pero lo bueno es que vuelven a activarse señales de lluvias en un momento dónde cada milímetro es esencial para los cultivos», concluye el informe.

Déficit de reservas hídricas afecta a la soja de primera

En los últimos días fueron pocas las precipitaciones en la región productora agrícola núcleo de nuestro país, acentuando el déficit que humedad para el adecuado desarrollo de los cultivos de la cosecha gruesa.

En la semana reportada en el informe hasta el 28/02 se observaron precipitaciones en el norte del país. En cuanto a las lluvias, los únicos acumulados semanales reportados de más de 50mm correspondieron a estaciones del NOA (Orán 56mm, Tucumán 54mm, Metán 53mm) y San Martín – Mendoza (52mm).

Asimismo, «se habrían observado daños por tormentas severas en la zona de Monte Maíz (Córdoba), sin registro de lluvia en la red oficial», aclara el informe.

En la mayor parte de las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos las lluvias han sido escasas o nulas, mientras que las temperaturas reportadas fueron normales a esta época del año.

En cuanto al mapa de reservas de agua en el suelo, se observa que las reservas hídricas para la soja de primera es de sequía en el sur de Santa Fe y norte de Buenos Aires.

“En el norte de Buenos Aires el área con déficit hídrico siguió en aumento, consistentemente con la falta de precipitaciones y las altas temperaturas de la última semana”, consigno el informe. En el sudeste de Córdoba, norte de Santa Fe y de Entre Ríos se estiman mejores niveles de almacenaje, entre regulares y adecuados.

Por su parte, en cuanto al análisis de la soja de segunda, la situación hídrica en zona núcleo se estima algo menos deficitaria, con reservas escasas. En tal sentido, hay muchas localidades con riesgo de déficit hídrico clasificadas con riesgo muy alto o extremo en la región pampeana, concentradas en la provincia de Buenos Aires y sur de Entre Ríos.

Así, el reporte incluyo el pronóstico trimestral (marzo-abril-mayo) del Servicio Meteorológico Nacional), donde se prevé una probabilidad de ocurrencia de precipitación normal sobre parte del norte del país, Córdoba, oeste de Santa Fe y región de Cuyo e inferior a la normal sobre el sur del Litoral y este de Buenos Aires.

 

BCR News