Martes, 09 Marzo 2021 02:27

Bloqueos sindicales: el gobierno bonaerense promete actuar con celeridad si hay nuevos casos

“Uno no puede decir que no van a aparecer más conflictos, pero si aparecieran casos, va a haber una provincia activa para encontrar rápidamente la solución”. Así se refirió el ministro de Desarrollo Agrario bonaerense, Javier Rodríguez, con respecto al conflicto sindical en el frigorífico ArreBeef, en Pérez Millán, y al bloqueo en la planta Lácteos Mayol, en Gobernador Udaondo, por parte del gremio lechero de Atilra. Las declaraciones de Rodríguez fueron en el marco de una presentación de los anuncios que el Gobierno de Axel Kicillof tiene previsto para el sector agropecuario para el 2021. El ministro, que prefirió no opinar sobre la cuestión de fondo, indicó que siempre la provincia “estuvo presente tratando de hablar y generar una solución”, en donde en ambos casos se apuntó a que “se encuentre una solución y que las partes se sienten a conversar”.

“No opino sobre las cuestiones de fondo, si hay un sector que tiene razón o no, pero siempre actuamos desde el primer día. Lo importante es que sepan, tanto los sectores empresarios como los sindicales, que hay una provincia que va a estar atenta ante estos hechos. Nuestro camino es de diálogo para ver cuáles son los problemas y resolver el conflicto. Nos interesa siempre acercar a las partes para solucionar y que no se agrave el conflicto”, señaló.

En este sentido, destacó que tienen planes para que “en el mediano plazo se generen distintos encuentros y acciones que permitan un diálogo más fluido entre las distintas partes que potencialmente puedan tener conflictos, son parte de las acciones que hay que ir tomando para solucionar”.

En cuanto a las políticas que el Gobierno tiene el vista para el sector durante este año, Rodríguez destacó, por un lado, el plan de caminos rurales y, por el otro, el impulso a las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA).

Según dijo, se destinarán unos $6900 millones para el plan de mejoras de los caminos rurales y tendrá dos líneas de trabajo. Por un lado, están los caminos rurales estratégicos para generar conectividad de la producción agropecuaria, como así también el acceso a las escuelas rurales y de servicios de salud: “Es un reclamo histórico de los productores y de las entidades. Serán 1200 kilómetros, unos $6500 millones de pesos se aplicarán para esta línea”, dijo.

Por otra parte, la segunda línea tiene el foco en encontrar tramos críticos y difíciles en las distintas localidades, como ser puentes y alcantarillado. La provincia trabajará en conjunto con los 76 distritos municipales que se anotaron. Este programa ayudará a la reparación de 382 kilómetros, 700 alcantarillas, 24 puentes y la compra de 17 maquinarias, “que mejorará la accesibilidad a 280 escuelas rurales y la conectividad de 182 parajes”.

Buenas Prácticas

Otro programa que lanza la provincia es el de Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), donde el gobierno apunta a promover esas prácticas por parte de los productores, “con componentes de certificación y estímulo tanto para productores propietarios y arrendatarios”. En el plan existen “dos elementos fundamentales: el cuidado del suelo y la aplicación de agroquímicos”.

“Habrá hasta cuatro análisis de suelo gratuito y un estímulo económico que va a ser diferenciado de acuerdo a la escala de producción y va a guardar relación con el impuesto inmobiliario rural. El esquema de aporte a partir de la incorporación a este programa va a ser un porcentaje de ese impuesto. No significa esto que se le va a descontar la ley fiscal sino que va a ser una devolución que va a guardar relación con el aporte que lleva adelante el propietario en ese predio o el arrendatario en relación al predio que está alquilando. Nos interesa que todos los productores puedan incorporarse a este programa”, dijo.

En cuanto a la aplicación de agroquímicos, el titular de la cartera agraria provincial destacó el documento técnico “próximo a terminar” elaborado por el Observatorio Técnico de Agroquímicos, en conjunto con las universidades públicas, el Conicet y el INTA que sintetiza las características de la aplicación, los distintos cuidados que hay que tener y de los impactos en materia de salud y ambiental y que estarán disponibles para todo público”.

Por último, criticó la gestión anterior del Ministerio de Agroindustria provincial, cuyo titular era Leonardo Sarquís, por “una ausencia de líneas de trabajo y de políticas concretas para la producción agropecuaria”, según expresó.

La Nación – Mariana Reinke