Martes, 09 Marzo 2021 02:26

Buenas Prácticas Agrícolas: Buenos Aires tendrá un programa con un estímulo económico

Durante la conferencia de prensa virtual donde presentó las líneas de acción del gobierno bonaerense en materia agropecuaria para este año, el ministro de Desarrollo Agrario, Javier Rodríguez, anticipó que habrá un programa con estímulos a las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA). Según indicó, el gobierno provincial apunta a promover esas prácticas por parte de los productores, “con componentes de certificación y estímulo tanto para productores propietarios y arrendatarios”. En el plan existen “dos elementos fundamentales: el cuidado del suelo y la aplicación de agroquímicos”. Habrá así certificación y un estímulo y se deberá cumplir con normativas, como la confección de la receta agronómica hecha por un profesional, entre otros puntos.

En este contexto, el funcionario explicó que “habrá hasta cuatro análisis de suelo gratuito y un estímulo económico que va a ser diferenciado de acuerdo a la escala de producción y va a guardar relación con el impuesto inmobiliario rural”.

“El esquema de aporte a partir de la incorporación a este programa va a ser un porcentaje de ese impuesto. No significa esto que se le va a descontar la ley fiscal sino que va a ser una devolución que va a guardar relación con el aporte que lleva adelante el propietario en ese predio o el arrendatario en relación al predio que está alquilando. Nos interesa que todos los productores puedan incorporarse a este programa”, dijo.

A nivel país, Córdoba fue pionera con un programa de BPA. Allí la misión del plan cordobés “está orientada a instalar BPAs como política agroalimentaria, generar un cambio cultural en el sistema productivo y generalizar la adopción regular y sistemática de las BPAs”. En 2020 ese plan tuvo más de 3300 productores beneficiarios por más de $180 millones.

Por otra parte, Rodríguez se refirió a la aplicación de agroquímicos. Destacó el documento técnico “próximo a terminar” elaborado por el Observatorio Técnico de Agroquímicos, en conjunto con las universidades públicas, el Conicet y el INTA que sintetiza las características de la aplicación, los distintos cuidados que hay que tener y de los impactos en materia de salud y ambiental y que estarán disponibles para todo público”.

La Nación