Martes, 09 Marzo 2021 02:28

Cosecha de maíz 2020-21: cómo aumentar la eficiencia con bajo costo

Comenzó la cosecha de maíz 2020-21 en la región agrícola central, y hacerlo en forma eficiente es un factor fundamental en la rentabilidad del cultivo. Por lo tanto, el INTA Balcarce, Buenos Aires, realizó una serie de recomendaciones básicas para aumentar la eficiencia al momento de la cosecha de maíz 2020-21. Es importante destacar que la mayoría de estas medidas a tomar, no tienen costo y repercuten notablemente en el margen de la actividad. En ese sentido, los puntos claves a tener en cuenta son la correcta configuración del cabezal y sistemas de trilla, velocidad de cosecha y limpieza.

Configuración del cabezal

– 1 Regular la velocidad de avance en función de la velocidad de las cadenas y los rolos espigadores del cabezal, según la condición de cultivo:

Cultivo en buenas condiciones (sin vuelcos y uniforme): utilizar el engranaje que permita la mayor velocidad de giro de las cadenas y los rolos espigadores. Ajustar la velocidad de avance y la altura de corte para que la planta sea bajada y se desprenda la espiga a ¾ del recorrido de los rolos.

Cultivo volcado y/o quebrado o desuniforme: configurar las cadenas y rolos espigadores con el engranaje que permita ir más lento generando reducción de la pérdida de espigas o quebrado de los tallos. Ajustar la velocidad de avance para que las plantas se bajen a ¾ del recorrido de los rolos espigadores.

– 2 Regular el espacio entre chapas espigadoras para cortar y procesar la mayoría de las espigas.

Elegir tres espigas promedio del lote, una espiga chica y una planta con la espiga más grande. Regular la apertura de la chapas de modo que:

  • No pasen por las mismas las espigas medianas.
  • Parte de la espiga chica no pase.
  • El tallo de la planta que contenga la espiga más grande, pase holgadamente.

Regulación del sistema de trilla

Tomar como parámetro de luz entre cilindro y cóncavo el diámetro central de las espigas promedio.

Sistemas de trilla convencional + humedad del grano menor al 14%:

-Luz de entrada igual al 80% del diámetro central de la espiga y la de salida, a un 50%.

-Cubrir el cilindro con chapas compresoras evita que las espigas ingresen al centro del cilindro y sean despedidas por el sacapajas sin ser trilladas.

Sistemas de trilla convencional + humedad del grano mayor al 14%:

-Luz de entrada igual al 60% del diámetro central de la espiga y la de salida, a un 30%.

-Cubrir el cilindro con chapas compresoras.

Sistemas de trilla axial + humedad del grano menor al 14%:

-Ajustar la luz, entre rotor y cóncavo, a un 80% del diámetro central de la espiga promedio.

Sistemas de trilla axial + humedad del grano superior al 14%:

-Ajustar la luz, entre rotor y cóncavo, a un 60% del diámetro central de la espiga promedio.

Limpieza de la máquina y velocidad de cosecha

Para evitar la propagación de malezas, antes de entrar al lote se debe limpiar con aire a presión toda la plataforma y sitios bajos de la máquina como sinfines y tapas de norias.

Se debe trabajar a una velocidad de entre 5 y 7,5 kilómetros para evitar pérdidas por cola. Mayores velocidades generan pérdidas muy grandes.

El ABC Rural – Luciano Venini