Miércoles, 10 Marzo 2021 02:27

Dólar: faltan neumáticos, transmisiones y partes electrónicas para empresas de maquinaria agrícola

CÓRDOBA.- Fabricantes de maquinaria agrícola enfrentan problemas en la provisión de insumos importados. Las mayores demoras en entregas se dan en neumáticos, transmisiones y partes electrónicas. La situación difiere entre los que importan directamente –y pueden coordinar sus planes de producción con los de compra- y aquellos que operan con intermediarios. Hace tres meses que no se autorizan, por ejemplo, importaciones de neumáticos. Desde Pauny –fabricante de tractores en Las Varillas (Córdoba)- admitieron a LA NACION que registran “demoras” de sus proveedores en la entrega de neumáticos. Una situación similar se da en el caso de Agrometal, productora de sembradoras de grano fino, grano grueso y pasturas con planta en la localidad cordobesa de Monte Maíz.

Desde Metalfor, Eduardo Borri señaló que como son importadores directos lograron “nivelar el plan de producción con el ingreso de partes y se evita un quiebre de stock”. Ratificó que el mayor riesgo está cuando interviene un “eslabón intermedio”. Por ejemplo, apuntó que en el mercado de reposición de neumáticos el panorama es “complejo”.

La producción de neumáticos a nivel local está en manos de tres compañías (Fate, Pirelli y Bridgestone). Se atiende alrededor del 20% de la demanda del sector agrícola, de características especiales para tractores, pulverizadoras y cosechadoras.

Desde el inicio de este año, el Gobierno les pidió a las firmas distribuidoras una proyección anual de sus necesidades de importación y, en función de esos datos, se supone que van saliendo las autorizaciones de ingreso de productos. Según indicaron fuentes oficiales al sector, la intención de la decisión es darle protección a la producción local, aunque ahora está alterando la provisión general.

Néstor Cestari, presidente de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma), indicó que desde hace varios meses vienen gestionando con la Secretaría de Industria una alternativa “para no estar tan ajustados con las entregas; hay que hacerlo urgente porque el 16 se cumplirán tres meses que no se liberan importaciones (en neumáticos)”. Afirmó que existe “la firme promesa” de una solución.

“Estamos esperando de un momento a otro que nos liberen al menos de enero a marzo -agregó-. Hay que entender que la Argentina tiene la particularidad de contar con unos 10.000 contratistas, con un promedio de dos máquinas por cada uno. Alrededor de un 60% podría sortear la situación si no hay imprevistos, pero el resto requiere de recambios para poder trabajar”.

Cestari dijo que entienden las restricciones de divisas, pero proyectó que con unos US$20 millones “podrían solucionar el problema; no dudamos de que se vaya a cumplir la promesa, pero el punto es que ya urge”.

La situación del acero

Un factor adicional de producción para los fabricantes de maquinaria agrícola es el aumento del precio del acero, que en los últimos seis meses acumula un 35% de incremento. La diferencia de valores entre los que compran directamente a las fábricas y los que acuden a proveedores pasó del tradicional 15% al 60%, brecha que obviamente presiona sobre los costos.

Para la compra directa se requiere no solo de volumen sino también de capacidad financiera, porque las condiciones de pago son más estrictas. Las cámaras empresarias están intentado articular soluciones al tema.

Referentes del sector de la maquinaria agrícola explicaron a este diario que, a diferencia de lo que se proyectaba, no hay una sobreoferta en el mercado. Por el contrario, traccionada por China, se está viendo una sobredemanda. Los inconvenientes más importantes para la maquinaria de campo se registra con el acero “largo” mientras que se alcanzan más soluciones con el “plano” (las chapas).

La Nación – Gabriela Origlia