Viernes, 12 Marzo 2021 02:30

Soja: la cosecha baja pero hay 8,5 millones de toneladas del ciclo pasado

Pese a la reducción en la cosecha de soja, de 49 a 45 millones de toneladas según la Bolsa de Comercio de Rosario, esa caída no será sinónimo directo de reducción de la oferta disponible, por el carry over de la campaña agrícola anterior. Así lo explicó Carlos Pouiller, analista de mercados de AZ-Group. “Hay que considerar que la oferta total de la oleaginosa será mayor a los 45/46 millones de toneladas que dan las últimas estimaciones porque hay un remanente de alrededor 8,5 millones de toneladas del ciclo 2019/20”, dijo. El analista explicó que los paros de transporte y los conflictos gremiales en los puertos e industrias durante diciembre redujeron la molienda de soja a sólo 800.000 toneladas en ese mes versus los tres millones que se procesan habitualmente. Esa diferencia no se recuperó en enero, febrero ni en lo que va de marzo y por esa causa, y otros factores, la molienda anual cayó de 38,5 a 35,5 millones de toneladas.

Los seis millones restantes de carry están en manos de los industriales, exportadores, acopiadores y productores, y configuran un volumen algo por encima de los 4,5-5 millones de toneladas que quedan como remanente en un año normal.

Según los cálculos de AZ-Group, entre poroto, aceite y harina de soja podrían ingresar al país divisas por 21.405 millones de dólares, de los cuales quedarían por derechos de exportación US$6703 millones.

De acuerdo al experto, es posible que la campaña 2020/21 dé lugar a mayor oferta de aceite y harina por mayor molienda si no hay nuevamente paros de transporte ni conflictos gremiales en los puertos e industrias. “Se puede volver a 38-40 millones de toneladas procesadas versus los 35,5 del ciclo anterior”, indicó Pouiller.

Mientras tanto, según un relevamiento de la consultora, las zonas más complicadas por la sequía son el norte, oeste y sudoeste de Buenos Aires, sur de Entre Ríos, Formosa y Chaco. “En mejor situación relativa se encuentran San Luis, Córdoba, centro y norte de Santa Fe y este de Santiago del Estero”, indica la consultora.

Impacto productivo

En Gualeguaychú y en Gualeguay, se perdieron las sojas de segunda y los maíces tardíos y los tempranos alcanzan rindes de 30-40qq/ha frente a 60-70 presupuestados al momento de siembra.

En San Antonio de Areco se cortó el agua a mediados de febrero y se estiman rindes de 25-30 qq/ha de soja vs los 35 presupuestados. Se cosecharían 50-60qq/ha de maíz de primera y 50 para los de segunda, con presupuestos de 80-90 calculados en la primavera de 2020.

En Pehuajó la soja de primera tuvo un deficiente llenado de granos y en las de segunda se observa aborto de flores y disminución del número de nudos.

También hay sequía en el Chaco, con una situación un poco mejor en el centro y norte de Santa Fe y este de Santiago del Estero.

“En el norte de Córdoba los cultivos están mejor porque les llovió en el periodo crítico, aunque en los últimos días falta un poco de agua; se cosecharán en 20 días. En Río Cuarto también se ven bien las sojas, pero hacia Huinca Renancó aflojan bastante”, dicen en la consultora.

En el NOA los cultivos evolucionan bien por lluvias recientes, aunque son necesarios nuevos registros para completar los ciclos productivos. La zona más complicada es Las Lajitas en Salta.

Hoy podrían registrarse algunas lluvias en La Pampa y centro y sur de Buenos Aires. Sin embargo, estos registros puntuales no tapan la situación de arrastre. “Que tengamos una lluviecita de 20 milímetros no cambia el panorama general de sequía que sufre gran parte del país”, expresó el meteorólogo Leonardo de Benedictis, miembro de la consultora.

Para la semana que viene prevé algo más de actividad entre el martes y el jueves en la zona central, esto es Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Buenos Aires y La Pampa.

La Nación