Viernes, 19 Marzo 2021 02:27

Soja de segunda 20-21: tras las lluvias aparecieron las plagas

El ingeniero agrónomo Diego Álvarez, asesor privado y docente de la Cátedra de Zoología Agrícola de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (Fauba), emitió un alerta básicamente sobre la presencia de plagas en cultivos de soja de segunda 2020-21 del noroeste de la provincia de Buenos Aires y sur de Santa Fe. Este panorama también se replica en la mayoría de las zonas de la región agrícola central. En diálogo con El ABC Rural, el reconocido especialista se refirió a la condición actual del cultivo de soja de segunda luego de las últimas lluvias que cortaron la seca, y a la presencia de insectos y enfermedades que se vienen observando en los diferentes monitoreos.

“Las lluvias vinieron muy bien para completar el llenado de grano de soja de segunda, que hoy, a mediados de marzo, se encuentra en estadio de R5, con entre 20 y 60% del llenado logrado, más allá que hay lotes donde el cultivo fue muy afectado por la seca y es muy difícil que se recupere”, informó Alvarez.

En cuanto a las plagas monitoreadas, dijo que se encuentran tres tipos de adversidades: dos que están dañando el componente de rendimiento en forma directa porque atacan los granos, como las chinches e isocas bolilleras, y los trips que provocan daños indirectos con pérdidas de área foliar.

Cuatro especies de chinches e isoca bolillera

“En marzo creció mucho la población de chinches verde, de la alfalfa, alquiche chico y de los cuernos”, alertó el entrevistado.

“Antes de las lluvias había de 0,3 a 0,4 chinches por metro, y hoy estamos llegando a una por metro, por lo que estaríamos en el umbral de aplicación”, consideró.

Asimismo, si bien el especialista afirmó que ahora la población de isocas bolilleras mermó bastante, ya que hubo mucha durante toda la campaña, advirtió que igual se continúan encontrando daños, “como vainas comidas, más allá de las aplicaciones pertinentes”.

La seca había incentivado a los trips

Sobre los trips, Alvarez señaló que “desde los primeros días de marzo se generó un importante ataque de la plaga, incentivada por las condiciones predisponentes de sequía, provocando defoliación en el tercio medio de la planta”.

Con la llegada de las lluvias, dijo que si bien la mayoría de los cultivos no van a generar más hojas nuevas, “aunque las que les quedan van a seguir subsistiendo”.

De todas maneras, el entrevistado, recordó que “a través de las aplicaciones de control para chinches o isocas bolilleras, indirectamente con la mayoría de los insecticidas también se está controlando trips”.

Buena respuesta a tratamientos de enfermedades

-¿Cuál es el panorama en enfermedades?

-Se observa mancha marrón y Cercóspora kikuchi, aunque ya los cultivos están muy avanzados para que se justifique el control con fungicidas. Pero se están viendo diferencias entre lotes testigos y tratamientos, sobre todo en soja de primera que ya están amarillando en R6 y R7, a 10 ó 12 días de la cosecha, ya que se adelantaron por la seca. Si bien no sabemos todavía cuál será el rendimiento, a simple vista se ve que los cultivos tratados están mucho más verdes y sanos.

El ABC Rural – Luciano Venini