Viernes, 26 Marzo 2021 02:28

Aceites a la India: piden retomar un acuerdo del Mercosur con ese país

“Debemos retomar el acuerdo Mercosur-India e incluir los aceites de soja y girasol con preferencia arancelaria, porque le podría dar por año a la Argentina cerca de US$500 millones adicionales de divisas por exportación a ese país”. Así se refirió Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), durante el 1° Foro de Negocios India-Argentina, que organizó el Consejo Empresarial de ambos países, con el objetivo de potenciar inversiones recíprocas.

Según contó el directivo, de los US$2500 millones de divisas que ingresan por año desde ese país, US$2200 millones corresponden a aceites. “Cerca del 90% del total de la exportación de la Argentina a ese país es principalmente aceite de soja y, de a poco, el aceite de girasol está creciendo, donde el año pasado fueron US$200 millones. Cada persona que allí mejora su calidad de vida compra aceite de girasol. Es una enorme oportunidad de crecimiento”, detalló.

“La Argentina es el primer exportador mundial y representa el 45% de la comercialización de aceite de soja. La India es nuestro gran mercado, con casi el 50% del total de las ventas al mundo. Cada resfrío de la India es una neumonía total para nuestro país, en materia de exportación y de ingresos de divisas”, añadió.

En este sentido, Idígoras describió la gran capacidad existente en el país para producir materias primas de origen agrícola y el establecimiento del “clúster agroindustrial más grande del mundo, con 22 puertos concentrados en 35 kilómetros en la Hidrovía del río Paraná”.

“Desde ahí producimos y recibimos más de 40 millones de toneladas, donde a 300 kilómetros a la redonda tenemos 28 millones de toneladas, una gran diferencia con otros países competidores, como Brasil y Estados Unidos”, dijo.

Sin embargo, la competencia en la India, que consume 13,2 millones de toneladas y mueve cerca de US$16.000 millones anuales en aceite, es enorme. “Lo nuestro es casi titánico para estar en esos mercados. Competimos con países que subsidian su producción, con aquellos que tienen líneas de crédito a largo plazo, que no tienen derechos de exportación y que promueven exportaciones. Con Malasia e Indonesia competimos con su aceite de palma. En tanto, en los últimos 10 años Ucrania nos ha desplazado con el aceite de girasol. Con aceite de soja le llevamos la delantera a Brasil”, afirmó.

Para el presidente de Ciara- CEC, la clave del negocio en ese país pasó por haber logrado armar un concepto de cadena de valor indio-argentino. “Competir con una empresa india es perder un negocio. Complementarse con un socio indio es ganar un mercado y lo hemos logrado. El productor argentino produce la soja, la entrega a la planta de molienda que procesa y esta prepara el aceite sin refinar y vende a un socio indio que refina y embotella el aceite para finalmente ir al consumidor indio”, explicó.

“Integramos la cadena de valor de forma completa, sin generar una competencia ni desplazamiento de una industria india de refinado y embotellado. A eso le sumamos un acuerdo de largo plazo, un memorándum de entendimiento que solidificó el negocio entre ambos países. Si queremos seguir en comercializando en ese país, necesitamos la mejor calidad, un precio competitivo y estabilidad. A la India hay que abastecerla todos los años, para esto debemos ser confiables y creíbles”, agregó.

Finalmente, el dirigente le pidió al Gobierno que se siga trabajando en la facilitación administrativa de exportaciones. “No podemos seguir con tantos trámites y tantos canales de gestión. Debe haber una ventanilla única de exportación: fácil, rápida y online”, concluyó.

La Nación – Mariana Reinke