Jueves, 01 Abril 2021 02:26

Cultivos de cobertura: subió a 19% la cantidad de productores que los siembran

En la última campaña 2019/20, un 19% de los productores en la Argentina realizaron siembra de cultivos de cobertura, una práctica que se quintuplicó en sólo cinco campañas. El dato lo brindó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, a través de su Relevamiento de Tecnología Agrícola Aplicada (ReTAA) que comparó esa práctica agronómica en los diferentes ciclos productivos. En 2018/2019 había sido aplicada por un 13% de los productores. Según el informe, el total sembrado a nivel país fue de 352.000 hectáreas. El relevamiento mostró que los valores más altos se observaron en el sur de Córdoba con 86.900 hectáreas sembradas, seguido de Entre Ríos donde se sembraron 58.700 hectáreas de cultivos de cobertura.

Para los especialistas, “si bien eso significó un aumento con respecto a la campaña anterior -que fue del 13%- esta práctica aún parece estar en una etapa exploratoria”. Indicaron que cuando se compara el área con cultivos de cobertura con el porcentaje de productores que adoptan la práctica, se observan algunas diferencias.

Imagen que muestra el porcentual de superficie con cultivos de cobertura por regiones en la campaña 2019/20, sobre el total del área sembrada a nivel nacional

Imagen que muestra el porcentual de superficie con cultivos de cobertura por regiones en la campaña 2019/20, sobre el total del área sembrada a nivel nacional

“Existen zonas como el NEA oeste, Santa Fe norte y norte de La Pampa y oeste de Buenos Aires donde hay varios productores que realizan poca superficie, con el fin de evaluar y analizar los resultados. Otras regiones, como el sur de Córdoba y centro-este de Entre Ríos, presentaron superficies más extensas con cultivos de cobertura”, señalaron.

Según el estudio, en el norte del país hubo una sostenida intención de realizar cultivos de cobertura, “sin embargo las condiciones ambientales no acompañaron”. Los mayores porcentajes de adopción actualmente se encuentran en el NEA oeste, en el centro-este de Entre Ríos, donde los asesores declararon haber tenido resultados satisfactorios con avena y vicia, y sur de Córdoba, donde la tecnología se encuentra fuertemente adoptada.

Evolución de la práctica a través de los años

El documento presentó la variación de este manejo a través de los años. En la campaña 2014/15, destacó el estudio, solo un 4% de productores adoptaron la práctica de cultivos de cobertura.

En el ciclo 2016/17, el informe reveló que el porcentaje de productores que adoptaron cultivos de cobertura fue de un 9%, donde esta mayor implementación de la práctica se basó principalmente en la búsqueda de una solución contra las malezas de difícil control y donde se destacó la siembra de avena, centeno y vicia.

Luego, en la campaña 2017/18, el 11% de los productores realizó cultivos de cobertura a nivel nacional. “En el norte del país se sembró trigo doble propósito con el fin de poder elegir según las condiciones ambientales, además, se realizó avena, triticale y vicia. El sur de Córdoba siguió con la tendencia de mejorar los lotes provenientes de maní”, precisó.

“En el norte de La Pampa y oeste de Buenos Aires se realizaron cultivos de cobertura en los lotes donde se hizo girasol y en los que se destinaron a maíz. En San Luis se observó un alto porcentaje de productores que adoptaron la práctica, el motivo se relaciona con la disponibilidad de riego en algunas zonas donde se sembró centeno, trigo y avena”, detalló.

Por último, en la campaña 2018/19 se observó que el porcentaje de productores que realizó cultivos de cobertura fue de un 13%. En el norte del país la falta de humedad dificultó la práctica dado que generó incertidumbre la posible pérdida de agua en el perfil. Sin embargo, se realizó centeno, vicia, avena negra, vicia y melilotus, destacó el relevamiento.

“En el sur de Córdoba se sembró triticale, centeno y trigo en los lotes donde se había realizado maní. Entre Ríos presentó un gran incremento en el porcentaje, principalmente en campos propios o con contratos a largo plazo. En el norte de La Pampa y oeste de Buenos Aires se realizó centeno, avena y cebada, por problemas con malezas resistentes como yuyo colorado”, añadió.

La Nación