Lunes, 05 Abril 2021 02:27

Logística: la digitalización llegó para quedarse y aporta seguridad y menores costos de punta a punta

La logística granaria en Argentina involucra a un conjunto complejo de actores y tareas que deben ensamblarse de manera aceitada pero que tradicionalmente se ha realizado de un modo casi artesanal. Millones de viajes anuales hacia los puertos en camiones con decenas de millones de toneladas de granos se han organizado a través de llamadas telefónicas, mensajes de texto y Whatsapp, registrándose en montones de planillas de papel. Pero los tiempos que corren exigen mayor eficiencia y ofrecen la tecnología para lograrla. Según las cámaras de transportistas hay entre 100 y 150 mil camiones destinados a las cargas graneleras. De acuerdo al STOP (Sistema de Turnos Obligatorio para descarga en Puertos) serían unas 80.000 unidades.

Para dimensionar el movimiento que supone la logística de granos, vale señalar que para trasladar una cosecha de 150 millones de toneladas, teniendo en cuenta que cada unidad carga 30 toneladas, en Argentina se deberían realizar cinco millones de viajes anuales. Así, en época de cosecha se repite la escena de congestión vehicular en rutas, caminos y plantas, con transportistas obligados a esperar durante largas horas para la descarga en los puertos. Sin embargo, en los últimos tiempos, los nuevos desarrollos tecnológicos comenzaron a transformar la gestión logística granaria, con herramientas digitales que facilitan, agilizan, transparentan y eficientizan la tarea de cada uno de los eslabones de la cadena.

Exportadores

Desde el punto de vista de los exportadores “hay dos herramientas importantes” que surgieron en los últimos dos años: la primera es el sistema STOP que está activo en 22 terminales portuarias. “Se trabajó durante tres años con las áreas técnica e informática de la AFIP para diseñar un seguimiento de placas de camiones e identificación de volúmenes de los camiones vinculados con sus cartas de porte de manera on line. Esto facilita mucho la asignación de cupos diarios”, explicó Gustavo Idígoras, titular de la Cámara de Exportadores de Cereales (CEC).

La exportación trabaja con cupos diarios a los efectos de organizar la logística, la seguridad de los camioneros y los pueblos vecinos a las terminales portuarias, saber cuántos van a ingresar durante el día con determinados granos de determinados productores de determinadas cartas de porte. Esa información nutre sistemas informáticos de las empresas que procesan y asignan las cargas de acuerdo a los barcos con fechas de arribo, horarios de carga y datos de embarque total de cada una de esas mercaderías.

Según Idígoras, “el STOP ha sido el mayor hallazgo en materia de digitalización de la logística en los últimos veinte años y ha mejorado mucho”. Pero ya están trabajando con la AFIP un sistema STOP 4.0 que tendría un nivel de precisión mayor en el tema de los cupos y los vínculos con las Cartas de Porte. “Estamos trabajando en la Carta de Porte electrónica, que desaparezca el papel, serían dos millones de transacciones que irían de manera electrónica”, contó.

“El otro gran avance que hemos tenido, también con el Estado, es el Certificado Fitosanitario electrónico de exportación. Se está trabajando en un sistema de certificación electrónica fitosanitario internacional. El Senasa es uno de los primeros en el mundo en desarrollarlo junto con Estados Unidos, Nueva Zelanda y Australia. Estamos tratando de que lo adopten varios países compradores. Esto es un enorme avance en materia de digitalización”, contó Idígoras.

En cuanto a las plataformas que se usan para asignar cupos o turnos en los puertos, aseguró que “se están viendo de manera muy positiva por las empresas exportadoras y hay mucho interés” aunque no existe una adopción única y exclusiva de una sola herramienta. “Como industria nos parece importante promover la competencia de herramientas y de tecnologías en materia de servicios y precios”, expresó el de la CEC.

Corredores

“El sector corredor siempre ha apostado a la innovación y ha evolucionado acompañado todos los cambios y los requerimientos de los mercados granarios tanto internacionales como locales, acompañando también al productor, al acopio; los sistemas han cambiado para mejor”, señaló Miguel Simioni, presidente del Centro de Corredores de Rosario. “El objetivo de la transformación digital es ser mucho más ágiles y eficientes, potenciar lo que ya existe, no reemplazarlo. Hay normas, usos y costumbres que hay que seguir respetando, estamos trabajando en un proceso de innovación para aggiornarlo lo mejor posible al mercado físico de granos”, señaló.

De acuerdo a Simioni, “plataformas como Confirma y STOP transformaron la forma de operar, agilizando y ordenando”. Además, contó que trabajan con el sistema de cupos y de Carta de Porte de plataformas digitales. “Con estas herramientas se facilita la gestión, se logra eficiencia, agilidad y transparencia”, aseguró.

Acopios

Las herramientas digitales también han transformado la gestión en los acopios. “Para apuntalar nuestro plan de crecimiento comenzamos un proceso de digitalización de nuestros procesos internos. Nos trajo como ventaja ser más competitivos, dar mejores servicios a nuestros clientes y convertirnos en confiables para el sistema en cuanto al aprovechamiento a full de los cupos que nos otorgan a diario”, relató Javier Nicolau, gerente de la empresa acopiadora Gaviglio.

“La solución más importante fue la administración eficiente de los cupos, un bien escaso y valioso cuando nuestros clientes empiezan a cosechar. Esto se debe a que los ritmos de cosechas son cada vez mayores con una demanda diaria de logística en crecimiento y que desbordan la capacidad de descarga de los puertos. En este contexto hacer una administración eficiente de los cupos es clave y muy valorada por el mercado”, detalló Nicolau.

Asimismo, debido al mejor cumplimiento, la aplicación les “permitió acceder a más cupos ya que el sistema necesita de confiabilidad para aprovechar al máximo las capacidades diarias de descargas”, destacó. Por otra parte, valoró la mejora en la calidad del trabajo de los colaboradores de la empresa. “Es una herramienta que ordena la logística granaria a nivel nacional”, dijo el gerente.

Transportistas

En plena cosecha, los transportistas de granos se ven obligados a esperar largas horas para descargar en los puertos, expuestos al peligro de accidentes viales, robos e inclemencias meteorológicas. Para evitar la congestión y ordenar el ingreso a los puertos, se desarrollaron varias plataformas que permiten a los choferes sacar turnos para acceder en forma preferencial en determinadas bandas horarias, lo cual les ha permitido organizar el trabajo, programar las jornadas y reducir el tiempo de espera.

Guillermo Bravo Pinto es chofer y desde hace un año saca turno por whatsapp, para tener prioridad de calada. “Estas herramientas digitales nos vinieron a solucionar el tema de las horas de espera en distintas terminales portuarias. Es fantástico, hay una diferencia abismal entre descargar en dos horas o hacerlo en dieciocho. Podemos ahorrar muchísimo tiempo para dedicarlo a tareas personales y volver más temprano a casa, que no es poca cosa. Pude lograr organización en el trabajo y en mi vida personal. Además es muy fácil usarlas”, afirmó.

En tanto, el transportista Ceferino Marinozzi, que utiliza varias plataformas en las distintas terminales indicó: “Estas apps me han dado la ventaja de poder conocer el estado de la mercadería, los descuentos que son aprobados en el momento, las autorizaciones para descargar, lo cual me da un poco más de tranquilidad y nos evita tener que estar yendo de un lado para otro hasta los entregadores que, a veces, están muy lejos y se hace engorroso”. Además, consideró “un beneficio muy importante el tiempo de espera que se ahorra para ingresar a calada, es mucho más rápido cuando uno saca el turno con la herramienta digital, se agiliza mucho y si te dan conforme la descarga se hace muy rápido, nos da tranquilidad a los transportistas”, expresó.

Ambos coinciden en que sería importante que las plataformas brinden también información permanente del estado de las terminales portuarias: cantidad de camiones ingresando, tiempo estimado de espera para descarga, etc. a fin de lograr una mejor organización en los accesos a los puertos.

La incorporación de herramientas digitales en la gestión de las distintas etapas de la logística granaria ha otorgado ventajas significativas a toda la cadena, simplificando, agilizando, transparentando y eficientizando todo el proceso. Por eso, si bien la digitalización de la logística agroindustrial es un camino que comenzó a transitarse hace pocos años, a la vista de los beneficios obtenidos, no hay dudas de que esa ruta solo tiene dirección de ida.

Clarín – Kitty Vaquero